divendres, 14 d’octubre de 2011

Menos burocracia para los médicos de familia

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, ha anunciado que su departamento y el de Trabajo, que dirige Valeriano Gómez, están colobarando en la elaboración de un modelo que reduzca la carga burocrática que soportan ahora los médicos de Atención Primaria, que según algunos de ellos dedican más de un 30% de su tiempo de consulta a extender recetas o a firmar partes de baja. Pajín hizo este anuncio en la inauguración de la I Conferencia de Atención Primaria, que se celebra en Madrid, donde aprovechó para reconocer el papel que juegan los facultativos de familia en la lucha contra la violencia de género y para pedirles, en la misma línea, que sus consultas sigan siendo una puerta de detección de los malos tratos.

Para que los profesionales de Primaria puedan dedicar más tiempo a las mujeres víctimas de violencia de género y a lo puramente médico en general, los ministerios de Trabajo y de Sanidad llevan meses elaborando un proyecto que pretende que los pacientes de larga duración que se encuentren en situación de incapacidad temporal no tengan que renovar semanalmente su parte de baja, como deben hacer ahora todos los trabajadores enfermos. Así lo explicó a los medios de comunicación tras la inauguración del foro Francisco Valero, director general de Ordenación Profesional y Cohesión del Sistema Nacional de Salud, quien señaló también que la idea es que los pacientes de baja laboral por enfermedades que en principio se suponen cortas, como una gripe, puedan obtener "de forma simultánea" la baja y el alta médica. Tal y como explicó Valero, hasta el momento se están estudiando unos 30 procesos de muy corta duración y otros 35 de duración más larga a los que se podría aplicar este cambio de criterio en la obtención de bajas médicas. Entre los procesos médicos de larga duración figuran, por ejemplo, los traumatismos y los cuadros oncológicos, para los que la renovación del parte de baja se irá fijando en función de la evolución de la enfermedad, según lo previsto hasta ahora. En cualquier caso, esta iniciativa no verá la luz hasta el año que viene, ya que, indicó el representante de Sanidad, requiere de cambios normativos que no da tiempo a materializar antes de las elecciones generales del próximo 20 de noviembre. No obstante, el modelo se está aplicando como proyecto piloto ya en Navarra, informó a los periodistas Josep Basora, presidente de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), quien estimó que los 35.000 profesionales que trabajan en el primer nivel asistencial dedican más de un 30% de su jornada laboral a desempeñar tareas burocráticas. Por su parte, Miguel Ángel García, secretario técnico del Foro de Atención Primaria, apuntó que el proyecto en el que dice el Gobierno que está trabajando es una reivindicación que viene haciendo el sector desde hace 15 años y que, de momento, no hay nada concreto. Los centros de salud del SNS atienden cada día a un millón de pacientes, según datos del Ministerio de Sanidad.