divendres, 14 d’octubre de 2011

Cuando un adulto lee un libro a un bebé se establece un vínculo afectivo de gran calidad

Marta Bueno, directora editorial del área infantil de Planeta

Resulta que un bebé a los seis meses comienza a conocer la realidad a través de sus sentidos; al año descubre el antes y el después; seis meses más tarde, se divierte explorando el mundo a través del movimiento; a los dos años ya es capaz de imaginar situaciones y objetos no presente, y a los tres, ya puede vivir en primera persona el mundo de las emociones. Pues bien, para tranquilidad de los padres y regocijo de los más pequeños, nace una nueva colección de cuentos para “papás y bebés felices”, que pone el acento en los aspectos más críticos de cada una de las etapas de crecimiento del niño. Hablamos de ‘Babyboo’ (Timun Mas), quince cuentos que acercarán a los más pequeños a la literatura para que crezcan, desde el principio, arropados por las letras. ‘Babyboo, crece con cada cuento’ es una nueva colección que pretende ser una guía práctica en la educación de los más pequeños. ¿Qué aspectos clave del crecimiento aborda? BabyBoo es un nuevo concepto en libros infantiles que ayudará a los padres a trabajar con sus hijos momentos clave de las distintas etapas evolutivas como son: la interacción con el mundo que les rodea, el proceso de socialización, la estimulación del deseo del aprendizaje y la adquisición progresiva de autonomía.

¿Cuál es el objetivo u objetivos que persigue la creación de los cuentos de ‘Babyboo’? La colección ha sido especialmente concebida para atender las necesidades cognitivas y afectivas de los primeros años y se divide en cinco franjas de edad, desde los seis meses hasta los tres años. Con ‘BabyBoo’ los niños aprenderán a desarrollar sus capacidades de observación, a incentivar su gusto por el descubrimiento, aprenderán vocabulario y podrán desarrollar su capacidad afectiva. ¿Cuáles son los aspectos más críticos o principales que trata cada una de las franjas de edad? En cada tramo se ofrecen los estímulos más adecuados y se tratan aquellos aspectos esenciales para la evolución y desarrollo del niño. Los libros permiten, etapa a etapa, seguir la evolución natural de los pequeños y les acompañan en momentos tan importantes como son los primeros días en la guardería, dejar el chupete, quitar el pañal, los celos, las rabietas, la llegada de un hermanito, etc. ¿Por qué es importante tener en cuenta los aspectos físicos, sociales y emocionales de los más pequeños a la hora de crear estos cuentos? Entre los 0 y los 3 años el niño atraviesa una etapa fundamental en su desarrollo. Aunque no sepa leer, al niño le encanta que le lean historias y le gusta escucharlas una y otra vez. Leerles en voz alta, les ayuda a introducirse en la conciencia de la estructura del lenguaje y a desarrollar la adquisición del vocabulario, y la capacidad de comunicación y observación. ¿Cuál es la mejor receta para que se forme a los más pequeños a la par que se los entretiene? ¿Qué valores se pueden sembrar entre los pequeños de seis meses a tres años? Los psicólogos coinciden en que los primeros años en la vida son fundamentales para construir la personalidad y la autoestima del individuo, ya que la calidad de los afectos y de los vínculos emocionales que se construyen alrededor del niño, contribuirán de manera decisiva a que se convierta en una persona con mayores elementos y capacidades de desarrollo en el futuro. Cuando un adulto lee un libro a un bebé se establece un vínculo afectivo de gran calidad y se genera un clima de cercanía y calidez que refuerza la sensación de bienestar y confianza del niño. ¿En qué sentido esta es una colección también para papás? Es frecuente que los padres se pregunten: ¿a qué edad le puedo leer el primer libro a mi bebé?, ¿cuál es el contenido más adecuado a su edad? A medida que el bebé crece, se hace necesario estimular el deseo de aprendizaje y la autonomía del niño y la colección BabyBoo es ideal para este propósito. ¿Qué características tienen que tener las obras infantiles para convertirse en “libros para crecer”? El espíritu de “libros para crecer” tiene que ver con el desarrollo de contenidos a medida para cada franja de edad. Son libros en los que el niño encontrará aquellos elementos que le ayudan a comprender su entorno y a progresar, en función del momento evolutivo que esté atravesando. ¿Por qué es importante que una empresa como la reputada Chicco contribuya a la creación de ‘Babyboo’? BabyBoo nace como resultado de la unión de dos grandes especialistas en el mundo infantil, Chicco, reconocido experto en el mundo del bebé, y Timun Mas, sello de referencia en publicaciones para niños. Ambos han unido su experiencia y -bajo la dirección de la doctora Iacchia, psicóloga, terapeuta y especialista en evolución infantil-, han creado este nuevo concepto de libros infantiles. 15 libros en 5 etapas. ¿Qué exploran los niños de 6 meses con sus sentidos? A los 6 meses, la actividad principal del bebé es explorar con los sentidos, y los libros de ‘BabyBoo’ están orientados precisamente a potenciar la capacidad de observación de los bebés. A los doce meses, el niño comienza a descubrir los vínculos entre las acciones. ¿Qué lecciones les esperan a pequeños en los tres cuentos que componen esta franja de edad? A los 12 meses el niño ya es capaz de comprender las rutinas de su día a día. ‘BabyBoo’ le ayuda a comprender los nexos entre las acciones, el antes y el después, con cuentos breves para trabajar los hábitos. ¿Cómo descubren el movimiento y qué significa para ellos a la edad de un año y medio? A los 18 meses el niño ya camina con seguridad y su actividad principal es descubrir todo lo que le rodea. La colección le permite participar de forma activa en la lectura del cuento, gracias a solapas y lengüetas que le permiten descubrir un montón de sorpresas. ¿Cómo motiva vuestra colección a los niños de dos años que ya son capaces de imaginar situaciones y objetos no presentes? A los 24 meses el niño ya se comunica con palabras y es capaz de imaginar situaciones y objetos no presentes. Para esta edad, ‘BabyBoo’ ofrece libros con ilustraciones ricas en detalles para favorecer el aprendizaje de vocabulario. Y finalmente, a los 36 meses un niño ya es consciente de sus estados de ánimo y de las relaciones con otros niños. ¿Qué habéis preparado para esta edad? A partir de los 3 años el niño aprende a reconocer sus estados de ánimo y emociones, así como las de de los demás. Por eso, las historias que se abordan en esta etapa tratan temas que le ayudan a reflexionar acerca de los celos, los enfados, el egoísmo…