divendres, 23 de setembre de 2011

La Sociedad de Ginecología anuncia que está analizando sus polémicas viñetas


La Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) ha emitido un comunicado en el que anuncia que está analizando de las viñetas aparecidas en su boletín oficial y que, según ha denunciado el Instituto de la Mujer, "atentan contra la dignidad de las mujeres" por su contenido "denigrante".

Las polémicas viñetas están realizadas por el doctor Javier Server Gozálvez, ginecólogo del Hospital de Gandía, quien ha asegurado a ELMUNDO.es que no va a hacer ninguna declaración "porque es un tema muy delicado". Según ha señalado, tiene previsto reunirse con su abogado y con el colegio de médicos. "Haré las declaraciones pertinentes más adelante", ha sentenciado.
"Ante la polémica surgida por la difusión de unas viñetas humorísticas, la actual Junta Directiva de la SEGO está analizando el contenido, expresividad y mensajes tanto directos como indirectos, así como posibles interpretaciones que pudieran ofender de alguna manera la imagen de la mujer", afirma la SEGO en su comunicado difundido este viernes.

La nota añade que la SEGO "es una sociedad científica cuyo objetivo es la defensa de la salud ginecológica, reproductiva y sexual de la mujer" y asegura "se rige por el máximo respeto a las mismas". La asociación insiste en que "en ningún caso es ni ha sido" su intención "ofender de alguna manera la imagen de la mujer".

Según el comunicado, "cualquier interpretación distinta a esta, debería considerarse fuera de lugar y no respondería a la realidad del comportamiento de los profesionales de la ginecología ni de la Sociedad Científica que nos representa".

Este comunicado se ha difundido después de que el Instituto de la Mujer pidiera por escrito a la asociación que retire las viñetas publicadas en su boletín digital en las que se pueden ver a mujeres ancianas con el útero colgando, apelaciones a la insalubridad de las prostitutas o chiste referidos a la incontinencia urinaria femenina.

El presidente de la SEGO, Josep María Lailla, firma este comunicado después de haber defendido anteriormente el contenido de las viñetas. "Es una cosa jovial. No hay que darle tanta importancia. Es humor y ya está", afirmó cuando se desató la polémica.

También la Asociación El Defensor del Paciente ha pedido a la ministra de Sanidad e Igualdad, Leire Pajín, que actúe contra la SEGO por la publicación de unas viñetas "que ofenden y ridiculizan". "Es intolerable la desvergüenza y maldad con que se han realizado las viñetas", sostiene la presidenta de la asociación, Carmen Flores.