dimarts, 3 de maig de 2011

El 86% de los médicos de familia quiere medidas de copago


El 86% de los médicos de familia aboga por implantar algún tipo de medidas de copago o "corresponsabilidad" entre los pacientes para reducir el número de consultas innecesarias, que son, como mínimo, el 22% de las que atienden a diario.


Así lo pone de manifiesto un estudio realizado por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) a un total de 1.500 facultativos que trabajan actualmente en centros de salud de toda España.

Según explicó este martes en rueda de prensa el presidente de la citada sociedad, Julio Zarco, el concepto de copago sobre el que se preguntó a los médicos se refiere no tanto a cofinanciación de los servicios que reciben los pacientes, como a medidas de "corresponsabilidad" destinadas a mejorar el uso de estos servicios por parte de los enfermos.

Así, entre las propuestas de copago que hicieron los facultativos encuestados por Semergen figura la del llamado "tique moderador", que consiste en otorgar un talonario de cheques por un precio simbólico a cada paciente para que dé uno al médico cuando acuda a la consulta sin necesitarlo.

Aunque el precio de los cheques sería simbólico (50 céntimos o un euro, por ejemplo, por cada talonario), la medida resultaría efectiva, a juicio de Zarco, porque obligaría a los usuarios a acudir a una ventanilla cada cierto tiempo para recoger los tiques.

AUXILIAR DE CONSULTA

Pero las consultas innecesarias que ven a diario los facultativos de cabecera no tienen su origen sólo en el mal uso de los pacientes, sino también en la carga burocrática que, dicen, soportan en sus consultas a la hora de hacer los papeles de renovación de bajas o de petición de pruebas médicas complementarias.

Por este motivo, el 73% de los profesionales encuestados son partidarios de crear la figura del auxiliar de consulta, cuya función fundamental sería liberar al médico de las tareas relacionadas con el papeleo. A este respecto, un 10% de los médicos entrevistados apuesta también por dar atribuciones de auxiliar de enfermería al auxiliar de consulta.

Además de la "corresponsabilidad" de los pacientes y de la creación de la figura del ayudante, el 55% de los facultativos entrevistados por Semergen aboga por fomentar las consultas telefónicas y vía correo electrónico entre los enfermos y por impulsar campañas que enseñen a los ciudadanos a utilizar correctamente los servicios de salud.

Del mismo modo, más del 75% asegura que estaría dispuesto a mantener fija una parte de su sueldo y a cobrar otra variable, en función de una serie de incentivos relacionados con resultados de salud medibles y comprobables.

Todas estas medidas mejorarían, a juicio de los médicos entrevistados, la situación actual de los facultativos de familia, que según este estudio, trabajan "con una sobrecarga asistencial importante" en el 91,2% de los casos y sin los recursos que consideran necesarios para ejercer su profesión, a juicio del 92,4% de los encuestados.