dimarts, 15 de març de 2011

La ONCE se lleva de vacaciones a unos 6.000 mayores y pensionistas


Casi 6.000 personas mayores y pensionistas de la ONCE inician este lunes sus turnos de vacaciones, organizados por la institución de ciegos en colaboración con Viajes 2000, agencia especializada en aventuras para personas con discapacidad.


Según informó la Organización Nacional de Ciegos Españoles, los turnos se inician en marzo y concluyen en Navidad con un programa especial de vacaciones sociales para personas ciegas sin familia.

Para 2011 se han convocado cerca de 6.000 plazas, repartidas entre los "numerosos turnos" organizados en los centros que la institución tiene por todo el territorio nacional, y que se desarrollarán desde el mes de marzo hasta diciembre.

Todas las personas con discapacidad visual vinculadas a la ONCE mayores de cincuenta y cinco años que estén sin actividad laboral, así como los perceptores de pensión derivada de relación laboral directa con la organización, sean o no ciegos, que cumplan los requisitos anteriores, podrán beneficiarse de este programa de vacaciones, cuyos precios varían según los baremos establecidos.

En el programa de este año, cada turno es de 12 días y los destinos elegidos, Benidorm (Alicante), Las Palmas de Gran Canaria, Almuñécar (Granada), Gandía (Valencia), Fuengirola (Málaga), Islantilla (Huelva), Peñíscola (Castellón), Puerto de Santa María (Cádiz), y los Balnearios de Cuntis (Pontevedra), Sicilia (Zaragoza) y Fortuna (Murcia).

Cada uno de los turnos está compuesto, en la mayoría de los casos, por 25 plazas y los encargados de organizarlos son los centros que la ONCE tiene distribuidos por toda España, en coordinación con Viajes 2000.

Junto a los acompañantes de los propios participantes en los viajes, cada grupo organizado contará con el apoyo de monitores especializados, seleccionados y formados por la propia organización de ciegos.

El programa general de las vacaciones sociales incluye el viaje de ida y vuelta entre la localidad de residencia de los participantes y el hotel de destino, en el medio de transporte previsto; alojamiento y manutención en dichos hoteles; excursiones recreativo-culturales; seguro turístico; un tratamiento de balneoterapia en los destinos de balneario, y apoyo turístico especializado.