dimarts, 15 de març de 2011

El sector de la discapacidad reclama comercios accesibles


La Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe) ha pedido, con motivo de la celebración del Día Mundial del Consumidor, que el sector empresarial, fundamentalmente el dedicado al comercio, tenga más en cuenta las necesidades de los ciudadanos con discapacidad.


"La eliminación de barreras arquitectónicas supone un valor añadido al negocio, y además amplía considerablemente su público objetivo, pues en nuestro país el 70% de las cerca de cuatro millones de personas con discapacidad tienen problemas de movilidad", señaló en una nota el presidente de la confederación, Mario García.

En su opinión, es necesario concienciar a los comerciantes de que la accesibilidad universal en sus diferentes puntos de venta es una buena inversión, "puesto que si se hace, el incremento de la clientela será notable".

"Si bien es cierto que en las calles de las ciudades la eliminación de los obstáculos y barreras sí que se está llevando a cabo de alguna manera por iniciativa de las administraciones públicas, en el caso de los locales comerciales y hosteleros el problema va desapareciendo a un ritmo mucho menor", denunció García.

Ante esta situación, Cocemfe y sus entidades ponen a disposición de los comerciantes y hosteleros del país todos los recursos, conocimientos y personal necesarios para proporcionarles el apoyo y asesoramiento que requieran para desarrollar proyectos de accesibilidad en sus locales y redes comerciales.


EL CERMI SE SUMA A LA PROPUESTA

Por su parte, el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) ha denunciado "la acusada desprotección del consumidor con discapacidad en España, que no tiene garantizados sus derechos de acceso regular y normalizado a los productos, bienes y servicios a disposición del público".

El Cermi hizo pública una nota en la que afirma que "las personas con discapacidad, por la ausencia generalizada de condiciones de accesibilidad del entorno de productos, bienes y servicios, tienen problemas suplementarios a los de cualquier consumidor y usuario, por lo que necesitan una protección legal de sus derechos reforzada".

Agrega que la Ley 51/2003, de 3 de diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad, "previó esta necesidad y obligó al Gobierno a regular en el plazo de dos años un reglamento de condiciones de accesibilidad y no discriminación de las personas con discapacidad a los bienes y servicios a disposición del público, lo que entra de lleno en los aspectos de consumo".

"Más de siete años después de la entrada en vigor de la citada ley, y cinco del plazo máximo concedido, ese reglamento no ha sido aprobado aún, pese a las demandas insistentes del sector de la discapacidad, que presentó hace más de cuatro años al Gobierno un borrador articulado de norma, para partir del mismo en la elaboración del reglamento", continúa la nota. "En todo este tiempo, la Dirección General de Políticas de Discapacidad ha sido incapaz de presentar un texto para comenzar los trámites del proyecto de norma".

Con el fin de reforzar la dimensión de consumidores de las personas con discapacidad, el Cermi exige al Gobierno la aprobación inmediata del desarrollo reglamentario de la Ley 51/2003 en el ámbito de la accesibilidad y no discriminación a los bienes y servicios.