dimarts, 4 de gener de 2011

Niños y jóvenes con discapacidad intelectual participan en la Cabalgata de Reyes 2011


Por segundo año consecutivo, la Cabalgata de Reyes Magos de Madrid contará con una carroza donde los protagonistas serán niños y jóvenes con discapacidad intelectual.

Cerca de 90 personas entre niños y jóvenes con discapacidad intelectual, padres y voluntarios de la Fundación Síndrome de Down de Madrid (FSDM) recibirán y saludarán desde la carroza de la FSMD a Melchor, Gaspar y Baltasar, así como a los niños y mayores que presencien el desfile.


A través de esta iniciativa, desarrollada por la Comisión Infantil de la FSDM y patrocinada por la Fundación Mapfre, se busca sensibilizar a la sociedad sobre el colectivo de personas con discapacidad intelectual y proyectar a través de un evento lúdico, la idea de normalización, integración e igualdad dentro de sus capacidades. En definitiva, transmitir valores para una buena educación social que les abrirá las puertas del futuro.

En línea con el motivo central de la cabalgata - que este año gira entorno a la ciencia - y como homenaje a los hombres sabios, la FSDM ha diseñado para la ocasión una carroza que incorpora una representación del Árbol de la Ciencia.

El montaje aúna el sentido infantil y festivo con la significación del contenido que lo relaciona con la ciencia. Las raíces simbolizan la fuente de la sabiduría de la naturaleza y el tronco la realidad, con sus ramas que incorporan los frutos del conocimiento representados por las hojas y los granados.

Envolviéndolo todo, hay unas bandas en las que aparecen escritos los conocimientos científicos relacionados con el síndrome de Down, tales como logopedia, estimulación temprana, psicomotricidad…etc. Y, por ultimo, una discordancia representada con una manzana, símbolo de la alteración genética del cromosoma 21.

El árbol guarda, celosamente entre sus raíces, los estudios del científico Down, primero en describir las características del síndrome que lleva su nombre.

Acompañará la carroza una comparsa a pié, formada por unos 50 padres y voluntarios de la FSDM, incluido personas con discapacidad intelectual mayores de 20 años, que vestirán “hojas del Árbol de la Ciencia”.

El diseño de la carroza ha sido posible gracias al proyecto realizado por el arquitecto Manuel Corona y a la colaboración del escultor y pintor José Antonio Ocaña.