dijous, 20 de gener de 2011

La madre de una niña británica con pluridiscapacidad, deseperada


El caso de Riven Vincent, madre de una niña británica pluridiscapacitada a la que las autoridades de Bristol, la localidad donde reside, y a la que han negado la ampliación de los servicios de respiro familiar que recibe, ha causado indignación en el Reino Unido, después de que Vincent haya hecho pública su desesperación a través de un mensaje en el portal de Internet Mumsnet, que ha logrado una gran redifusión en redes sociales como Facebook y Twitter, informa el diario "The Guardian".


David Cameron, actual presidente del Reino Unido, visitó a Vincent durante su campaña electoral en las últimas elecciones generales, y se comprometió personalmente a ayudarla y a no recortar los servicios para niños con discapacidad.

Vincent es cuidadora a jornada completa de su hija de 6 años, Celyn, que tiene parálisis cerebral y epilepsia, y recientemente ha solicitado una ampliación de los servicios de respiro familiar que recibe, que le ha sido negada, por lo que está valorando la posibilidad de internarla en una residencia para que esté mejor atendida y ha expresado su decepción por el incumplimiento de Cameron del compromiso adquirido durante su campaña electoral.

"Esto es consecuencia de los recortes económicos del plan de austeridad. Cameron podría haber protegido a las familias con hijos con discapacidad de estas situaciones. Estaría enfada si no estuviera tan agotada", ha subrayado Vincent.

Organizaciones que ayudan a los cuidadores de niños con discapacidad se han sumado al debate, alertando de que los recortes presupuestarios pueden significar que más padres se vean privados de los servicios de respiro familiar que precisan.

Por su parte, Cameron ya ha anunciado que escribirá a Vincent y que intervendrá para que se resuelva su situación, aunque puntualizando que su problema es competencia de las autoridades locales, según informó una portavoz del primer ministro británico.

David Cameron perdió a su hijo mayor Ivan, que también tenía epilepsia y parálisis cerebral, el 25 de febrero de 2009, cuando contaba 6 años de edad.