dimarts, 4 de maig de 2010

Cuidarse a partir de los 50 puede alargar la vida hasta una década


Enfrentarse al tabaco, a la obesidad, a la inactividad física, a la hipertensión, al colesterol y a la diabetes a partir de los 50 años de edad puede añadir entre ocho y 11 años a la esperanza de vida, según el "Decálogo de la salud cardiovascular" que han elaborado más de 90 profesionales sanitarios del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.



Este decálogo fue dado a conocer este lunes en Madrid, en la presentación del "Libro de la salud cardiovascular del Hospital Clínico San Carlos y la Fundación BBVA", en el que han trabajado más de 90 expertos, dirigidos por el presidente de la Sociedad Española de Cardiología, Carlos Macaya, y el jefe de la Unidad de Investigación de este centro, Antonio López Farré.


A lo largo de sus 77 capítulos, la obra pretende dar respuesta a las 200 dudas más frecuentes en las consultas de cardiología.


La relación entre el corazón y el VIH, la hipertensión arterial, la disfunción eréctil, la muerte súbita o "el corazón del deportista" son algunas de las cuestiones que aborda.


Además, sus páginas incluye recomendaciones como la de someter a mediciones de colesterol a niños con antecedentes familiares de enfermedades cardiovasculares o como la de no acudir a la aspirina ante un infarto si se sufre un ictus.


Según recordó el doctor Macaya, el 80% de las enfermedades cardiovasculares pueden evitarse, y constituyen la primera causa de muerte en las mujeres y la segunda en hombres.


Durante su intervención, hizo hincapié en la necesidad de prevenir estas patologías, ante las estimaciones que apuntan que las enfermedades cardiovasculares "seguirán siendo un problema importante para el mundo occidental al menos hasta 2020-2025". Según indicó, entre 130.000 y 140.000 personas mueren anualmente por esta causa en España.


"10 MANDAMIENTOS"
Para contribuir a la educación sanitaria, los autores del libro han elaborado un decálogo "que sintetiza con un lenguaje sencillo pautas de probada eficacia". Para Macaya, se trata de los "10 mandamientos" esenciales para ser "un buen gestor de la propia salud".

Promover la adopción de hábitos saludables desde la infancia, prevenir el sobrepeso, cuidar la alimentación, evitar el tabaquismo, andar entre 20 y 40 minutos diarios, recurrir al estudio genético para detectar riesgos en personas con antecedentes familiares de muerte súbita y hacerse un "chequeo" anual que incluya un electrocardiograma son algunos de estos consejos.


A este último respecto, Juan González Armengol, jefe de la Unidad del Servicio de Urgencias del Clínico San Carlos y presidente de la Sociedad Madrileña de Urgencias, recomendó la realización de electrocardiogramas en pacientes de riesgo que practiquen deporte para evitar casos como el ocurrido recientemente en Madrid, cuando un joven de 31 años falleció en el Medio Maratón tras sufrir una parada cardiorrespiratoria.