dilluns, 14 de desembre de 2009

Viñetas para una historia de superación


La parálisis cerebral es una discapacidad sobre la que se ha escrito desde muchas vertientes (médica, homeopática, legislativa…) pero, por vez primera, se aborda desde un formato insólito: una novela gráfica. ‘Una posibilidad entre mil’ (Ediciones Sinsentido) recoge el testimonio de dos padres, Cristina y Miguel, a los que el parto de su primer hijo, la pequeña Laia, les sitúa en el blanco de la casuística: son ellos los que han de enfrentarse a esa posibilidad entre mil, la de que la niña nazca con parálisis cerebral.

“La idea de hacer una novela gráfica sobre nuestro caso en concreto, se gestó en el hospital, en esas eternas esperas. Nos pareció que nuestro testimonio podría dar fuerzas a la gente que estuviera en nuestra misma situación. Además, consideramos que es muy importante que se habla de la discapacidad, ya que facilita la integración en la sociedad. Aportan su propia perspectiva, que enriquece”, explica Miguel A. Giner, uno de los autores de la obras.
Alejada de cualquier tono sombrío, compasivo o melodramático, la novela utiliza un estilo fresco y directo, que confiere de absoluta normalidad al proceso de los primeros años de estos padres: recepción del hecho, desconcierto, rechazo del mismo, aceptación… Es emocionante ver cómo la pequeña Laia, con su parálisis cerebral, descompone los ritmos y reajusta el orden de lo que es importante en la vida de estos padres, que, poco a poco, se encajan, se justan a una nueva realidad de médicos asiduos, terapias de rehabilitación, pequeños avances e importantes logros.
Basada en el testimonio real de los autores, Cristina Durán y Miguel A. Giner, dos reputados ilustradores valencianos, ‘Una posibilidad entre mil’ es la historia, contada a trazos y bocadillos, de una superación. Laia es especial y convierte en especial todo aquello de lo que participa.

Cuestiones como la lactancia, un tema del que se habla poco -se agradece la naturalidad con la que queda plasmada-, se aborda con total normalidad, pese a las dificultades que entraña, al igual que otros no menos cruciales como el embarazo, el parto, la maternidad o la paternidad.
Quizás lo más importante es zambullirse en primera persona en todo el proceso psicológico de asimilación de la enfermedad por parte de los padres, las crisis y los tratamientos que la niña va requiriendo, además del apoyo de los familiares, amigos y personal sanitario.
Jalonado por distintos capítulos (‘el abismo’, ‘el árbol’, ‘tierra’, ‘lodo’ y ‘la posibilidad’) encabezados por fragmentos de canciones de Silvio Rodríguez, Caetano Veloso o Jorge Drexler, entre otros, la novela discurre con una musicalidad marcada por el ritmo de la propia historia y por los leit motiv gráficos, como las espesas manchas que van usurpando parte de las viñetas, en los momentos de desánimo, o las múltiples raíces del árbol, que sostienen en la caída.
Nadie dijo que fuera fácil tener una hija con parálisis cerebral, pero Cristina y Miguel nos demuestran que es posible aprender a vivir desde otro punto de vista.
LOS AUTORES
Cristina Durán y Miguel A. Giner son socios de ‘LaGRUAestudio’, empresa que cuenta entre sus clientes al L´Oceanogràfic, Intermon Oxfam, Air Nostrum, Terra Mítica, Avacu o Generalitat Valenciana, entre otros, así como numerosas editoriales entre las que están Santillana, Voramar, Anaya, Barcanova, Pearson, Castellnou, Bromera, Tàndem, Planeta, Vicens Vives…

En 1997 participan activamente en el resurgimiento de la Asociación Profesional de Ilustradores de Valencia (APIV). Desde sus inicios son parte de la junta directiva y, en 2006, Durán asume la presidencia y Giner la tesorería y las publicaciones. Además, Durán ha sido miembro de la junta de la Federación de Asociaciones de Ilustradores Profesionales (Fadip) y de la junta fundadora de EIF (European IIllustrators Forum).