dilluns, 7 de desembre de 2009

Papá Noel quiere vacunarse de gripe A


Los niños que se sienten estas Navidades en sus rodillas para contarle al oído los juguetes que desean le estornudarán encima una media de 15 o 20 veces diarias. Además, recibirá alguna que otra tos en su cara y muchos tirones en su barba blanca. A la vista está que este año Papá Noel tendrá un trabajo extra. Protegerse del virus de la gripe A, al que va estar expuesto directamente. Un peligro al que se suman, además, sus propios factores de riesgo como la edad y el sobrepeso.

Por eso, antes de empezar a repartir regalos ha pedido algo para él. Quiere vacunarse contra la gripe. Así lo han manifestado varias asociaciones de EEUU que engloban a los distintos Papá Noel que se apostarán a la entrada de los centros comerciales para hacer felices a los más pequeños. Una medida que consideran necesaria para proteger tanto al gordinflón de Laponia como a los niños.
De hecho, las autoridades sanitarias de EEUU y las de otros países como Hungría han advertido del riesgo que corre Santa Claus y han lanzado una serie de recomendaciones específicas para él. Entre ellas, no besar a los chavales que acudan a él, aunque se lo pidan, y dejar a un lado sus tradicionales guantes blancos para poder desinfectarse más cómodamente las manos con jabón seco (que no necesita agua). Asimismo, los comercios deberán habilitar un 'kit' de higiene (con pañuelos y jabón desinfectante) para facilitar la tarea de sus Papá Noel.
Sin embargo, a pesar de que a lo largo del mes de diciembre acogerá en sus regazos a miles de niños y a pesar de su sobrepeso, este trabajador navideño no está incluido en los grupos de riesgo que tienen que recibir la inmunización contra el H1N1. Las vacunas son limitadas y, de momento, Santa Claus no forma parte de los grupos prioritarios, afirman desde los CDC (los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EEUU).
"Entendemos que los trabajadores que están en contacto directo con los niños, como Papá Noel, puedan estar preocupados por si contraen la gripe A y que les gustaría formar parte de los grupos prioritarios para obtener la vacunación. Pero por ahora nuestras recomendaciones siguen centrándose en aquellos que, basándonos en la evidencia científica, son los más afectados por la pandemia: mujeres embarazadas, personas que viven con niños menores de seis meses, personal sanitario y ciudadanos con enfermedades crónicas y sistemas inmunes deprimidos", ha confirmado Arleen Porceell- Pharr, de los CDC, a la CNN.
No obstante, también añaden y aconsejan que Papá Noel acuda a su médico y le diga que quiere vacunarse. Quizás así consigan la inmunización.
La pandemia de gripe A ha obligado a Santa a cancelar algunos de sus compromisos habituales, como la visita a hospitales infantiles. Pero, con todas las precauciones del mundo, sí acudirá a su trono a las puertas de los centros comerciales para tomar nota de los paquetes que luego tendrán que repartir sus ayudantes, los elfos.