dilluns, 7 de desembre de 2009

Dolencias músculo-esqueléticas, principal causa de absentismo laboral


Las dolencias músculo-esqueléticas motivadas por la actividad profesional afectan a 40 millones de trabajadores en la Unión Europea y constituyen la principal causa de absentismo laboral, con un coste cercano al 2% del PIB anual, según una investigación realizada en 23 países, entre ellos España, por Work Foundation, según informa esta organización británica.
El estudio se centró en las causas y el impacto del dolor de espalda y extremidades superiores, y en si los tratamientos y apoyo recibido en estos casos era adecuado, así como en las consecuencias económicas y familiares de estos problemas de salud.

También analizó si la artritis reumatoide y las espóndilo-artropatías, enfermedades inflamatorias de la articulaciones que no son de tipo profesional, pueden verse agravadas por las condiciones de trabajo, concluyendo que el 40% de los enfermos afectados por la primera abandonan el trabajo por completo cinco años después de su diagnóstico, mientras que los aquejados por la segunda tienen el triple de riesgo de estar en el paro que la media de población.
El estudio apunta al esfuerzo físico, los movimientos repetidos y las malas posturas en el trabajo, como las principales causas del dolor de espalda, cuello y extremidades superiores.
Los autores de la investigación subrayan los retrasos en el diagnóstico y tratamiento de las dolencias músculo-esqueléticas, desde que el afectado empieza a percibir sus primeros síntomas.
Para prevenir estos problemas de salud, el documento recomienda que autoridades y empresas contribuyan a la mejora de las condiciones del entorno laboral y a promover estilos de vida saludables, la práctica de ejercicio y la reducción de la obesidad.
También aconsejan una rápida intervención en los casos de absentismo frecuente y repetido, implantando programas de reinserción de los trabajadores aquejados por problemas músculo-esqueléticos, que permitan reducciones de jornada y la percepción parcial de pensiones por incapacidad laboral.