dimarts, 9 de juny de 2009

Una mujer demanda a la Generalitat de Cataluña por no valorar su estado en el plazo fijado

Una catalana presentó hoy una demanda contenciosa administrativa en Barcelona para reclamar que se le reconozca el grado 3.2 de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a la Dependencia por inactividad ya que transcurridos los tres meses que marca la ley no se le ha valorado y entiende que el silencio administrativo le da la razón.
En declaraciones a los medios antes de presentar la demanda, la afectada, Josefina Saludes, relató que presentó su solicitud para acogerse a la ley en diciembre de 2008 ante la fibromialgía y síndrome de fatiga crónica que padece desde hace 20 años. Tras tres meses sin recibir respuesta se dirigieron mediante carta certificada a la consellera de Acción Social y Ciudadanía, Carme Capdevila, sin recibir contestación, según relató.
Por esta razón y, según afirmó Saludes, al no existir un reglamento administrativo de aplicación de la norma, el silencio administrativo le da la razón. En otras comunidades, como Extremadura y Andalucía, si que se ha regulado este aspecto y se ha determinado que el silencio administrativo no va a favor del solicitante.

Saludes añadió que cuando la Generalitat supo que iba a presentar la demanda la avisaron en tres ocasiones para valorarla, pero ella afirmó que no necesita pasar este trámite porque al no responder la administración le da la razón. "Yo no necesito ser valorada", espetó la afectada, que aseguró que de si le dan la razón será la primera gran dependiente reconocida sin pasar el trámite de la valoración.
El abogado del Colectivo Papas de Alex, Manel Terradas, al que pertenece Saludes, explicó que el silencio "es positivo" y que el objetivo de la demanda "por inactividad de la administración" es que se le reconozca su derecho al grado de dependencia 3.2 y pase a cobrar la prestación que le corresponde.
Por esto anunció que en unos meses también presentarán una demanda ante los juzgados sociales para reclamar el Programa Individual de Atención (PIA) para cobrar las ayudas que marca la norma. Justificó que Saludes no acudiese a las valoraciones porque para ellos es "firme" la resolución que les da el silencio administrativo. "Siempre van tarde", lamentó.
El presidente del Colectivo Papás de Alex, Antonio Moreno, declaró que el objetivo de la demanda es "demostrar la ineficacia" de la aplicación de la ley y animar a su vez a la gente a acudir a los tribunales cuando se incumplan los plazos y las condiciones que marca la norma. "Que hagan valer sus derechos", animó.
A principios de abril, la Conselleria aseguró en un comunicado que "en ningún caso un ciudadano puede adquirir el reconocimiento de grado de gran dependiente por silencio administrativo" y señaló que la valoración de dicho grado corresponde "con carácter exclusivo" a la administración pública.
ENFERMOS DE FIBROMIALGIA "INVISIBLES"
Saludes lamentó que los afectados por fibromialgía y fatiga crónica es "como si no existieran" y criticó que existe un "vacío" para atenderlos. "Parece que queramos defraudar al sistema", declaró.
La demandante relató que la calidad de vida de las personas como ella "es muy pobre" ya que hay días en que no se pueden mover ni valerse por ellos mismos para actividades tan cotidianas como ducharse. La mujer aseveró que está en su derecho de reclamar que se le reconozca el grado y aseguró que hay mucha gente en la misma situación que ella.