divendres, 19 de juny de 2009

Los trenes de Renfe serán “totalmente accesibles” en 2012


Toda la flota de trenes de Renfe será "totalmente accesible" para las personas con movilidad reducida en 2012, cuando, además, nueve de cada diez viajeros con discapacidad podrán acceder a las estaciones de forma autónoma, según anunció el ministro de Fomento, José Blanco.

Blanco hizo estas declaraciones tras firmar un protocolo con la titular de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, para garantizar la accesibilidad universal de los servicios ferroviarios en 2014 y adelantarse así en seis años a la fecha establecida por la normativa europea y española para alcanzar la accesibilidad universal en este modo de transporte, prevista inicialmente para 2020 Para Jiménez, las acciones que se van a derivar de este acuerdo significan "un enorme avance" para lograr mejores niveles de integración social de las personas con discapacidad.

Si en 2012 nueve de cada diez viajeros con movilidad reducida podrán acceder de forma autónoma a las estaciones de tren, en 2014 podrá hacerlo el 100% de los ciudadanos con discapacidad, informó Blanco, quien señaló que hasta entonces se consolidará el servicio de asistencia en estaciones a las personas con necesidades especiales.

Así, aseguró, a finales de 2010, todas las estaciones con alta velocidad, media y larga distancia dispondrán de este servicio de asistencia al viajero con discapacidad.

Para conseguir la plena accesibilidad a todos los trenes, se adaptarán 480 existentes, con una inversión de 305 millones de euros, y los nuevos se concebirán sin barreras.

Ya en julio de este año, Renfe invertirá un total de 220 millones en licitar la adaptación de 350 trenes de cercanías.

PUESTOS DE TRABAJO
Según el ministro, todas estas medidas, en las que el Gobierno invertirá un total de 784 millones de euros, tendrán "un efecto positivo", ya que generarán 14.325 empleos durante todo el periodo y 390 puestos de trabajo permanentes, de los que "al menos" el diez por ciento serán para personas con discapacidad.

Además de estas medidas, el plan se propone "acordar fórmulas" para implantar un servicio de trasporte "puerta a puerta" para las personas con movilidad reducida, gestionado por Renfe y por la Fundación ONCE. Este plan, explicó Blanco, quiere incluir la recogida del viajero en el punto de origen y su desplazamiento hasta el punto de destino.

Del mismo modo, el Gobierno estudiará, junto con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) la implantación de una tarjeta para personas con movilidad reducida que facilite el acceso a los mejores servicios de Renfe a estos ciudadanos.