dijous, 13 de novembre de 2008

Sanidad iniciará en breve pruebas con la vacuna contra la cocaína


El Ministerio de Sanidad anunció ayer que en breve se iniciarán los primeros ensayos clínicos de las denominadas vacunas contra la cocaína y el tabaco.
Se trata de una iniciativa dentro de la apuesta por la investigación recogida por la nueva Estrategia Nacional contra las drogas que ultima el Gobierno y las administraciones autonómicas para los próximos ocho años y que pretende "priorizar" las acciones destinadas a retrasar la edad de inicio del consumo de drogas entre menores, "incrementar el control de la oferta" y a mejorar "las habilidades" de los jóvenes para que casa vez sean más los que rechacen estas sustancias.

"Queremos involucrar a todas las partes y ese va a ser el intento. Involucrar más a los afectados, a sus familias y a los profesionales y por eso estamos hablando de programas de formación de profesionales y de investigación que suponen una cierta novedad, para conocer mejor el perfil de la drogadicción", señaló el ministro Bernat Soria quien puntualizó que esta apuesta del Ejecutivo por la investigación tiene entre sus principales apuestas el inicio de las pruebas con la vacuna contra la cocaína.
Se trata de un proyecto que espera ser el primero en Europa de este tipo y que se propuso en mayo de 2007. Está dirigida a personas ya adictas y tiene como objetivo que no se produzcan los efectos secundarios del consumo de esta sustancia. Contiene una molécula muy parecida a la de la cocaína, pero adulterada para que sea reconocida por el sistema inmune como una sustancia extraña de modo que el organismo actuará provocando anticuerpos que impidan a esas moléculas alcanzar el cerebro y, por lo tanto, evita el efecto placentero.
Dentro del plan del Ministerio de Sanidad también se encuentra el proyecto de investigación de la vacuna del tabaco. Esta vacuna provoca que el cuerpo reciba una pequeña dosis de aquello contra lo que se pretende luchar, la nicotina, y el organismo reacciona generando anticuerpos. Así, la nicotina es absorbida en el cerebro por unos receptores que, al ser estimulados, producen sustancias que transmiten una sensación de felicidad y refuerzan la memoria y la capacidad de concentración.
UNA NUEVA ESTRATEGIA
Esta iniciativa se incluye dentro de la Estrategia Nacional sobre Drogas 2009-2016 que ultima el Gobierno y las administraciones autonómicas para los próximos ocho años y que "priorizará" las acciones destinadas a retrasar la edad de inicio del consumo de drogas entre los menores, a "incrementar el control de la oferta" y a mejorar las "habilidades" de los jóvenes para cada vez sean más los que rechacen las drogas.
Durante una rueda de prensa en la Conferencia Sectorial del Plan Nacional sobre Drogas, Soria señaló que ahora Gobierno y comunidades deberán dar su 'visto bueno' a esta estrategia, que posteriormente será aprobada en Consejo de Ministros y ratificada por el Parlamento para su entrada en vigor "antes del 1 de enero".
Además de seguir trabajando en la lucha contra las drogas entre los más jóvenes, la nueva estrategia de Sanidad incidirá en mejorar la formación de los profesionales que atienden a estos pacientes y en "implicar a todos", en especial a los drogodependientes y sus familiares, en la lucha para erradicar el consumo tanto de sustancias legales, como alcohol o tabaco, como de ilegales, como la cocaína. También se buscará garantizar la asistencia a estos pacientes y "limitar o reducir" los daños que estos productos causan a quienes los consumen. En esta linea, se trabajará para "fomentar la investigación" en este campo, a nivel nacional e internacional.