dijous, 13 de novembre de 2008

Los padres de Andrés García reclaman el derecho a la educación inclusiva de su hijo

Ante el desprecio administrativo y la vulneración de la legislación vigente, más de 700 miembros del Foro de Vida Independiente, se suman en apoyo a los padres de Andrés García, un niño vigués de 10 años con un Transtorno del Espectro Autista, que no salieron de su asombro cuando recibieron una comunicación de la Delegación Provincial de la Consellería de Educación en Pontevedra, en la que se les comunicaba el cambio de centro educativo en el que cursaría estudios su hijo.
Según dicha comunicación, un informe que obra en poder de la Delegación de Educación al que los padres del pequeño no han tenido acceso, aconseja sacar a Andrés del Colegio María Inmaculada Hermanas Carmelitas de Vigo (dotado de un aula de educación especial) para escolarizarle en el Centro Menela de Educación Especial.

Según la familia, esta decisión de la Delegación de Educación vulnera a todas luces el principio de educación inclusiva que se refleja en la Convención de la ONU acerca de los Derechos de las Personas con Discapacidad: "sobre la base de la igualdad de oportunidades, los Estados Partes asegurarán un sistema de educación inclusivo a todos los niveles" y es un desprecio a los derechos humanos de Andrés.
Ante esta situación, los padres de Andrés han optado por no escolarizarlo hasta que se solucione el caso a lo que la Delegación de Educación responde con la amenaza de denunciarles ante los servicios sociales. Esta actitud se entiende como: "una huida hacia delante de una persona que no cree en los valores de este sistema de inclusión", en referencia al Delegado de Educación en la Provincia de Pontevedra.
En palabras del Cecilio García, padre de Andrés: "la actuación de la Delegación de Educación me parece lamentable y totalmente excluyente, más de principios del Siglo XX que de este Siglo XXI en el que estamos. Nuestros gobernantes proclaman a los cuatro vientos unas cosas para luego hacer lo contrario".
Cecilio García y su esposa han interpuesto diversos recursos ante las distintas instancias administrativas sin que, hasta el momento, recibieran respuesta alguna. Cecilio asegura: "no esperar nada de las administraciones, ya que quiénes las dirigen están cómodamente sentados en sus poltronas y no conocen la realidad de esta sociedad tan diversa. No están preparados para dirigir socialmente a la octava potencia económica de este planeta".
Cecilio destaca que: "Es evidente que amparándonos tanto en la LOE como en la Convención de la ONU tenemos derecho a una Educación Inclusiva, y por este motivo Andrés tiene el derecho de permanecer en su Centro de siempre".
El padre de Andrés insta a todos los padres que se vean en la misma situación a: "no ceder, cuando el sistema no funciona somos nosotros, la sociedad, los que lo podemos cambiar. Un paso atrás ni para coger carrerilla".
El Foro de Vida Independiente no descarta, ante la proliferación de este tipo de situaciones, emprender una de sus habituales campañas de denuncia pública.
FORO DE VIDA INDEPENDIENTE