dijous, 16 d’octubre de 2008

Casi 300.000 personas mueren cada año en Europa por enfermedades vinculadas al trabajo


El director del Programa de Salud Laboral del Centro Europeo para el Medio Ambiente y Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el doctor Rokho Kim, ha asegurado que cerca de 300.000 personas fallecen al año en Europa "por motivos relacionados con las enfermedades laborales" y su impacto económico es equiparable al 4% del PIB del continente.

Según Kim, "en todo el mundo se producen cerca de un millar de muertes por este motivo, lo que equivale a tres accidentes aéreos diarios". Así lo ha expuesto en una rueda de prensa con motivo del final de la VI Reunión de la Red Europea de Centros de Colaboradores de Salud Laboral de la OMS.
El presidente del Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social, Manuel de la Peña, ha lamentado la información estadística que facilitan los Estados miembros al respecto. Así, en el caso de España, "el año pasado se notificaron seis casos de cáncer laboral cuando en realidad se produjeron en torno a 6.000", denunció.
Este experto también ha alertado de la aparición de "patologías emergentes" como el estrés o los trastornos musculoesqueléticos. En el caso del estrés, De la Peña indicó que un 25% de los trabajadores sufre este problema, que entraña un factor de riesgo en la aparición de enfermedades cardiovasculares.
Respecto a los trastornos musculoesqueléticos, el 74% de los trabajadores padece este tipo de molestias. Las más frecuentes se localizan en la zona baja de la espalda (40%), la nuca y el cuello (27%) y la zona alta de la espalda (26%). Otros factores de riesgo entre la población laboral son el colesterol, el sedentarismo o el tabaco.
Por sectores, los trabajadores más afectados son los de la construcción (89,3%). Asimismo, el 70,9% de los empleados está expuestos a "riesgo de accidente" en su puesto de trabajo mientras que un 10,6% ha sufrido un accidente en los últimos 10 años.
Las causas de estos accidentes suelen ser distracciones, descuidos o despistes (45%), cansancio o fatiga (17,8%) o posturas forzadas (12,3%). Asimismo, el doctor De la Peña hizo un llamamiento para tratar de erradicar la temporalidad y la inestabilidad laboral, otros factores de riesgo.
Plan de acción
Ante la gravedad de esta situación, la OMS presentó el año pasado el Plan Global de Acción Mundial sobre la Salud de los Trabajadores, "un plan de acción a escala mundial que se implantará entre 2008 y 2017", que tiene como objetivos "elaborar y aplicar instrumentos normativos sobre la salud de los trabajadores, proteger y promover la salud en el entorno laboral, mejorar los servicios de salud ocupacional, aumentar la información e integrar la salud de los trabajadores en las políticas nacionales".
En este punto, el doctor Kim ha calificado de "esencial" trabajar estrechamente con los diferentes gobiernos para lograr una implantación "efectiva" en cada legislación, lamentando "la falta de concienciación" existente a nivel internacional. "Es un problema general que no se puede ignorar".