dijous, 12 de juny de 2008

Adolescentes con discapacidad visual de todo el mundo debatirán en Pontevedra sobre su situación


Un total de 24 adolescentes con discapacidad visual de todo el mundo debatirán durante la próxima semana en Pontevedra sobre su situación actual como jóvenes con discapacidad, dentro del I Encuentro Internacional de Niños Ciegos y Deficientes Visuales, organizado por la ONCE y por la Unión Mundial de Ciegos.

Según ha informado la Organización Nacional de Ciegos Españoles, el encuentro, titulado "Escuchando a los niños", se desarrollará desde el próximo lunes, día 16, hasta el viernes de la misma semana, 20 de junio, en el Centro de Recursos Educativos de esta institución en Pontevedra.
En él participarán 24 adolescentes de entre 14 y 16 años de 23 países de los cinco continentes para debatir en sesiones plenarias aspectos relacionados con la educación, la familia, o las relaciones con otros jóvenes.
Según declaró a Servimedia la directora ejecutiva de Relaciones Internacionales de la ONCE, Ana Peláez, el objetivo general de esta reunión es desarrollar un espacio de encuentro entre adolescentes deficientes visuales o ciegos de distintas regiones del mundo.
Se trata, continuó Peláez, de que estos adolescentes "puedan reflexionar juntos sobre su situación actual" y trasladar sus demandas y necesidades a quienes tienen la responsabilidad de desarrollar políticas para su atención y cuidado o representar sus propios intereses, "en un momento clave para toda la infancia con discapacidad, tras la reciente entrada en vigor de la Convención de Naciones Unidas sobre los derechos de las personas con discapacidad".
Por este motivo, el congreso concluirá con una jornada abierta, a la que acudirán instituciones y entidades internacionales de los ámbitos de la ceguera y de la infancia, como Unicef, Save the Children, y otras, cuyos representantes escucharán las resoluciones por boca de los propios menores.
Concretamente, los chicos presentarán una declaración conjunta que pueda servir de instrumento para dar a conocer su opinión a quienes tienen la responsabilidad de representar sus intereses o diseñar y desarrollar políticas para su atención y cuidado.
Además de asistir y trabajar en las sesiones plenarias, que serán a puerta cerrada, los jóvenes podrán participar en talleres de teatro, música o deporte, así como en otras actividades de ocio y tiempo libre que incluirán visitas culturales por Pontevedra.