dilluns, 17 de setembre de 2012

Las playas accesibles de la Comunidad Valenciana registran más de 65.000 usuarios

En julio y agosto Los puntos de playa accesible de la Comunidad Valenciana han registrado más de 65.000 usuarios con discapacidad o movilidad reducida durante los meses de julio y agosto, según informa la Generalitat. Las intervenciones para dotar de accesibilidad a una playa consisten en proporcionar el equipamiento necesario para facilitar la movilidad y permitir una clara identificación de los elementos, así como adecuar las infraestructuras para que sea accesible a personas con discapacidad o movilidad reducida. Para este fin, en doce años la conselleria de Justicia y Bienestar Social ha destinado 3.100.000 euros, tanto en infraestructuras como en equipamiento. Desde que en el año 2000 se inauguró el primer punto de playa accesible en la Comunitat Valenciana en el municipio de Cullera, este servicio se ha extendido a casi la totalidad de los municipios costeros. La Comunitat Valenciana cuenta con 58 municipios costeros, de los cuales 46 tienen puntos de playa accesibles lo que significa el 80% de los municipios del litoral. Por provincias, se han puesto en marcha 26 puntos de playa accesible en 15 municipios de Alicante; 22 zonas adaptadas al baño funcionan en 14 localidades de Castellón; y 33 zonas de accesibilidad se encuentran en 17 poblaciones de Valencia. El Plan de Playas Accesibles comprende diversos servicios que abarcan desde el acceso a la zona de playa (con estacionamientos reservados, itinerario del estacionamiento al inicio de la playa, señalización e información de los servicios, itinerarios adaptados en los paseos marítimos con una pendiente máxima del 6%), al itinerario en la playa con tablones que recorren la arena hasta el mar, servicios y vestuarios adaptados, zona de sombra reservada, así como ayudas técnicas para acceder al baño (sillas y muletas anfibias). Igualmente, los puntos de playas accesible disponen de personal especializado que atiende a las personas con discapacidad o con movilidad reducida durante el período de funcionamiento, en el horario establecido en cada punto de playa.