dilluns, 21 de maig de 2012

Emilio Sánchez-Vicario promociona el tenis en silla de ruedas

El extenista profesional Emilio Sánchez-Vicario, que logró la medalla de plata en dobles junto a Sergio Casal en los Juegos Olímpicos de Seúl'88, promociona el tenis en silla de ruedas a través de la fundación que lleva su nombre, con el fin de que este deporte sirva a jóvenes con discapacidad para mejorar su calidad de vida. En una entrevista concedida a Servimedia, Sánchez-Vicario, que llegó a ser el número siete en el ranking mundial en 1990, explicó que su fundación recientemente ha organizado sus dos primeros torneos internacionales de tenis en silla de ruedas, uno en Madrid y otro en Barcelona, valederos para conseguir puntos con los que clasificarse para los Juegos Paralímpicos de Londres 2012. La Fundación Emilio Sánchez-Vicario imparte un programa de entrenamiento de tenis en silla de ruedas en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, donde costea entrenadores y material "para que chicos que pasan entre seis y ocho meses en readaptarse a la vida normal se ilusionen con hacer algún deporte". Señaló que este programa podría extenderse a Galicia y a Barcelona, con lo que la fundación, que nació en 2010, profundizaría en su misión de que aumente el número de tenistas en silla de ruedas en España. Para Sánchez-Vicario, que ha hecho sus pinitos con el tenis sentado en una silla de ruedas, esta disciplina paralímpica es "durísima" y "muy complicada". "Lo que más me admira del circuito de tenis en silla de ruedas es el esfuerzo y las horas de entreno que le ponen los jugadores, prácticamente el mismo que el de los profesionales", apuntó. Por otro lado, Sánchez-Vicario subrayó que su fundación también subvenciona un programa de entrenamiento de tenis para personas con síndrome de Down en Madrid, experiencia que quiere extender a Barcelona.