dijous, 12 d’abril de 2012

El Congreso insta al Gobierno a promover la normalización y autonomía de las personas con síndrome de Down

El Congreso de los Diputados ha aprobado por unanimidad una proposición no de ley del Grupo Parlamentario Socialista que insta al Gobierno a mejorar la atención de las personas con síndrome de Down con medidas como la promoción de su autonomía y normalización social. La iniciativa, debatida en la Comisión para las Políticas Integrales de la Discapacidad de la Cámara Baja, aboga, concretamente, por que el Ejecutivo, en colaboración con las comunidades autónomas y las asociaciones que representan al colectivo, adopte las medidas necesarias para asegurar una adecuada atención a las personas con síndrome de Down, mediante medidas como la promoción de su normalización, inclusión y autonomía, además del impulso a la investigación y a la innovación. El texto, defendido en la comisión por la diputada socialista Laura Seara, señala igualmente que la Cámara Baja "manifiesta su apoyo a la conmemoración del Día Mundial del Síndrome de Down", el 21 de marzo, y que se adhiere al Manifiesto "Tengo síndrome de Down y no soy tan distinto a ti", elaborado por la organización Down España. En su defensa de la propuesta, Seara indicó que los socialistas están "muy preocupados" con "la paralización de un plumazo de parte de la Ley de Dependencia", que perjudicará, entre otros, a españoles con síndrome de Down. Aunque todos los grupos parlamentarios respaldaron esta iniciativa, el Popular, en boca de su diputado Carmelo Romero, afirmó que las personas con síndrome de Down "lo que menos necesitan son palabras bonitas de apoyo". A su parecer, estos ciudadanos precisan, sobre todo, de programas de apoyo a la normalización educativa de niños y jóvenes o de inserción laboral, entre otros. Lo que hay que hacer, indicó, es dar respuesta a las necesidades de las personas con síndrome de Down para que alcancen el mayor grado de independencia posible. No obstante, Romero subrayó que el PP ve bien que se apoyen la celebración del día del Síndrome de Down y el manifiesto elaborado para tal fin y aseguró que el Gobierno "no ha tocado las políticas destinadas a la discapacidad". Mayor importancia que el PP dio CiU a la proyección de una imagen social positiva de los ciudadanos con trisomía 21, que según dijo su diputada Lourdes Ciuró, es "esencial". En la misma línea que los catalanes se mostró UPyD, que consideró la iniciativa "muy acertada y necesaria", pese a faltarle, en su opinión, concreción en algunos puntos.