dilluns, 12 de desembre de 2011

La discapacidad, que padecen más de mil millones de personas en el mundo, seguirá aumentando

Más de mil millones de personas viven en todo el mundo con alguna forma de discapacidad; de ellas, casi 200 millones experimentan dificultades considerables en su funcionamiento. En los años futuros, la discapacidad será un motivo de preocupación aún mayor, pues su prevalencia está aumentando. Según señala medicosypacientes.com, las causas principales son el envejecimiento de la población y el riesgo de discapacidad es superior entre los adultos mayores, y también al aumento mundial de enfermedades crónicas tales como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y los trastornos de la salud mental. La Organización Mundial de la Salud y el Grupo del Banco Mundial han realizado conjuntamente el Informe mundial sobre la discapacidad, para proporcionar datos destinados a la formulación de políticas y programas innovadores que mejoren las vidas de las personas con discapacidades y faciliten la aplicación de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que entró en vigor en mayo de 2008. En todo el mundo, las personas con discapacidad tienen peores resultados sanitarios, peores resultados académicos, una menor participación económica y unas tasas de pobreza más altas que las personas sin discapacidad. En parte, ello es consecuencia de los obstáculos que entorpecen el acceso de las personas con discapacidad a servicios que muchos de nosotros consideramos obvios, en particular la salud, la educación, el empleo, el transporte, o la información. Esas dificultades se exacerban en las comunidades menos favorecidas. El Informe mundial sobre la discapacidad reúne la mejor información disponible sobre la discapacidad con el fin de mejorar la vida de las personas con discapacidad. Ofrece a los gobiernos y la sociedad civil un análisis exhaustivo de la importancia de la discapacidad y de las respuestas proporcionadas, basado en las mejores pruebas disponibles, y recomendar la adopción de medidas de alcance nacional e internacional. En el Informe se extraen nueve recomendaciones básicas para adoptar medidas que mejoren la vida de las personas con discapacidad: posibilitar el acceso a todos los sistemas y servicios convencionales; invertir en programas y servicios específicos para las personas con discapacidad; adoptar una estrategia y un plan de acción nacionales sobre discapacidad; asegurar la participación de personas con discapacidad; mejorar la capacidad de recursos humanos; proporcionar financiación suficiente y mejorar la asequibilidad; fomentar la sensibilización pública y la comprensión de la discapacidad; mejorar la recopilación de datos y reforzar y apoyar la investigación sobre discapacidad.