dimarts, 24 de maig de 2011

Se presenta en el Congreso la web "Libre de Barreras"


La Comisión de Discapacidad del Congreso de los Diputados conoció este martes "Libre de Barreras", una página web que contiene entre sus elementos un mapa de rutas, empresas y ayuntamientos que son accesibles, total o parcialmente, creada con el fin de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos con discapacidad.


La idea partió de Pedro Marín, jefe del proyecto, que, según dijo en la Comisión de Discapacidad de la Cámara Baja, nació con la pretensión de ser una herramienta útil para que ciudadanos e instituciones pudieran denunciar lugares accesibles y promocionar, también, aquellos otros que sí resultan transitables para las personas con discapacidad.

Aunque la base de este proyecto es un portal en Internet, su evolución lo ha llevado hasta la tecnología móvil, con lo que es posible utilizarlo también desde el iPhone y desde el teléfono.

Marín explicó que el portal funciona con las aportaciones de los ciudadanos, ayuntamientos y empresas interesados en colocar en el mapa virtual puntos accesibles o inaccesibles de la geografía española o, si lo desean, internacional.

Y es que, aseguró el impulsor de esta iniciativa, la idea es que "Libre de Barreras" traspase las fronteras españolas y coloque puntos rojos (inaccesibles) o verdes (accesibles) en lugares de Europa o de cualquier otra parte del mundo. De hecho, prosiguió, la web está ya traducida a idiomas como el inglés, el portugués o el alemán.

Desde el año pasado, cuando empezó a funcionar plenamente, "Libre de Barreras" cuenta en su mapa con un total de 1.140 puntos accesibles e inaccesibles, unas 80 empresas dadas de alta en la web y más de 7.000 visitas al portal.

Aunque ideada e impulsada por Marín, la web contó para su puesta en marcha con la ayuda del Consorcio Fernando de los Ríos, del Ayuntamiento de Peligros (Granada) y de la Fundación I+D Sofware Libre, entre otras entidades.

Para dar "sostenibilidad" a la iniciativa, su impulsor, Pedro Marín, ha creado este año la Asociación Libre de Barreras, que pretende ayudar a los municipios a eliminar los puntos menos accesibles que todavía conservan para hacer de ellos lugares más habitables.