dimarts, 10 de maig de 2011

Europa pide que la sanidad use más las nuevas tecnologías


La Comisión Europea ha instado este martes a los Estados miembros a acelerar la penetración de los servicios de salud electrónicos para garantizar una asistencia sanitaria más eficiente y más segura. También contribuyen a reducir los costes y, a largo plazo, a la sostenibilidad de los sistemas sanitarios en Europa.


"Al margen de los recortes presupuestarios, en los próximos 20 años el número de europeos mayores de 65 años aumentará un 45%. Según las previsiones, desde los 85 millones en 2008 hasta los 123 millones en 2030 y esto tendrá un enorme impacto social, económico y sanitario", expone la comisaria de Agenda Digital, Neelie Kroes durante la apertura de la Conferencia sobre eSalud, que se celebra entre el 10 y 12 de mayo en Budapest.

Sólo el 8% de los pacientes en Europa tiene la posibilidad de acordar una cita médica a través de Internet y puede ser supervisado desde su casa por el hospital utilizando monitores y sistemas de videconferencia, tal y como muestra una reciente encuesta realizada por el Ejecutivo comunitario.

Esta encuesta también desvela que sólo el 30% de los pacientes recibe la prescripción médica en formato electrónico y apenas un 4% de los hospitales europeos acepta proporcionar el historial médico del paciente a través de la Red, a pesar de que en el 81% de los casos dichos hospitales cuentan con sistemas informáticos de sus registros personales.

"Inaceptable"
La comisaria de Agenda Digital ha considerado "inaceptable" que los Gobiernos no se comprometan a facilitar este tipo de servicios a los pacientes, "incluso aunque implique invertir en cambios estructurales" en los sistemas sanitarios".

Kroes ha asegurado que con la introducción de sistemas telemáticos en los hogares particulares para hacer el seguimiento a pacientes en países como Reino Unido, Países Bajos y Alemania se ha logrado reducir en un 26% la duración de los ingresos hospitalarios y aumentar en un 15% la expectativa de supervivencia del paciente, a la vez que han logrado reducir en un 10% los costes hospitalarios incorporando el servicio telefónico de enfermería.

La comisaria ha instado a los Estados miembros a potenciar las nuevas tecnologías de la información (TIC) y la comunicación para impulsar los servicios de diagnóstico, prevención y tratamiento y soluciones tecnológicas innovadoras basadas en la telemedicina y los sistemas de monitoreo a distancia. De esta manera, se alcanzaría la reducción del 10% de los ingresos hospitalarios debido a fallos cardíacos crónicos. Según los expertos, esto se podría lograr con la generalización de la telemedicina.