dijous, 28 d’abril de 2011

Cirugía para la diabetes tipo 2


En un gran número de pacientes, la diabetes tipo 2 está estrechamente ligada a la obesidad y a un estilo de vida poco saludable. Controlar el peso es, por lo tanto, una de las claves para conseguir que los niveles de glucosa se mantengan a raya. Sin embargo, no todas las medidas contra los kilos de más parecen igual de eficientes. Los especialistas han observado que la cirugía bariátrica es más rápida y efectiva que la dieta para revertir la enfermedad, aunque hasta la fecha no sabían por qué.


Un equipo de investigadores estadounidenses destapa esta semana en la revista 'Science Traslational Medicine' el papel clave que parecen tener determinados tipos de aminoácidos en esta relación.

Este equipo realizó un seguimiento a 21 pacientes con gran sobrepeso (su índice de masa corporal era superior a 35, mientras que el peso normal oscila entre 18 y 24) que padecían diabetes tipo 2 y estaban en tratamiento con fármacos. La mitad de ellos se sometió a un régimen de adelgazamiento, mientras que al resto se le practicó un bypass gástrico para reducir el tamaño de su estómago y su capacidad de absorción calórica.

Todos ellos lograron adelgazar alrededor de 10 kilos, si bien la respuesta metabólica fue mejor entre los individuos que habían pasado por el quirófano.

Al comprobar los datos de los análisis realizados, los investigadores observaron una diferencia clara entre ambos grupos. Las personas que se habían sometido al bypass gástrico presentaban unos niveles mucho más bajos de varios tipos de aminoácidos y otros compuestos orgánicos –aminoácidos de cadena ramificada, fenilanina y tirosina- que quienes habían hecho dieta.

De hecho, estas sustancias apenas se habían modificado en los participantes que habían realizado un régimen alimenticio.

La clave no está en el peso
Numerosos estudios previos habían relacionado ya los niveles de aminoácidos circulantes con una mayor predisposición a padecer obesidad, diabetes y resistencia a la insulina, recuerdan los investigadores, quienes creen que sus resultados son la prueba de que los cambios metabólicos que se producen después de la cirugía bariátrica se deben a "mecanismos distintos" a la simple pérdida de peso.

"Nuestro siguiente paso será determinar los procesos implicados en esos cambios metabólicos para poder comprender de qué manera la cirugía bariátrica está relacionado con cambios hormonales", han señalado en la revista médica los investigadores, que ya han corroborado sus datos en otras dos muestras de pacientes.

Aunque reconocen que sus resultados aún son preliminares, estos autores señalan que el hallazgo puede abrir la puerta a nuevas formas para tratar la diabetes.

Coincide con su punto de vista Javier Salvador, investigador del Centro de Investigación en Red de la Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn). Para este especialista, el nuevo trabajo señala un camino "sumamente interesante" para comprender qué mecanismos intervienen en esta relación y qué pacientes podrían beneficiarse más de las técnicas de cirugía bariátrica.

"Sabíamos que determinados procedimientos quirúrgicos ejercían un efecto más rápido y favorable que la dieta sobre la diabetes tipo dos, pero no conocíamos las razones. Este trabajo demuestra que la pérdida de peso no es la única clave", comenta este experto, que también dirige el departamento de Endocrinología y Nutrición de la Clínica Universidad de Navarra.

"Aún queda tiempo para que estos hallazgos puedan trasladarse a la práctica clínica", comenta Salvador, que recuerda que es necesario profundizar en el estudio de estos mecanismos y explorar si otras técnicas quirúrgicas arrojan los mismos resultados. "Pero los datos de este trabajo son muy prometedores", concluye.