dimarts, 25 de gener de 2011

Las tabaqueras se resisten a que España sea 'libre de humos'

Las tabaqueras se resisten a que España forme parte de las naciones libres de humo de tabaco. Ésa es la razón por la que, según Armando Peruga, gerente de la Iniciativa Libre de Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS), están orquestando una campaña para hacer creer que "el país al completo está en pie de guerra" en contra de la ley. En realidad, las noticias sobre casos de 'insumisión' ante la prohibición de fumar en bares y restaurantes son producto de "minorías vociferantes encargadas de crear controversia", aseguró.


El experto en tabaquismo ha participado, junto al secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, y la presidenta del Comité Nacional para la prevención del Tabaquismo (CNPT), Ángeles Planchuelo, en un encuentro organizado por el Club de Debate de la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS). Todos ellos han coincidido en aplaudir el seguimiento generalizado en toda España de las restricciones que marca la ley. "Las situaciones de incumplimiento son prácticamente anecdóticas", señaló Martínez Olmos.

Peruga ha explicado que las informaciones recogidas en los medios de comunicación sobre casos de infracción para hacer frente a las supuestas pérdidas económicas que están sufriendo los hosteleros siguen, punto por punto, "el 'libro de campaña' de la industria tabaquera en los países donde existen leyes como la española". El representante de la OMS ha precisado que nuestro país no es una excepción dentro del panorama global. De hecho, ya son 30 las naciones en las que se prohíbe totalmente fumar en los lugares públicos cerrados. El número se aproxima a la cincuentena si se incluyen aquellos estados en los que la restricción es casi total.

La industria tabaquera tiene, en palabras de Peruga, "razones muy claras para negar el cumplimiento de la norma: ha 'vendido' el modelo español previo a la modificación de la ley" como ejemplo a seguir en todo el mundo. "El cambio en España no es un cambio cualquiera y vamos a ver mucha acción por parte de la industria y sus aliados", advirtió. Documentos Anisalud, publicado por ANIS, recoge los términos económicos de esa alianza: la cuantía que la tabaquera Phillip Morris paga a la Federación Española de Hostelería (FEHR) asciende a entre 48.000 y 60.000 euros al año.

Las tácticas del 'libro de las tabaqueras' se resumen en cinco puntos: difundir dudas sobre el impacto del tabaco sobre la salud; presentar el debate como un asunto de libertad en vez de un tema de salud; proclamar perjuicios económicos no probados; hacer creer que la ley no se cumple y, finalmente, recurrirla ante los tribunales.

Frente a esta 'hoja de ruta' de la industria, el representante de la OMS apuesta por "diseminar la ley y educar sobre su cumplimiento", así como vigilar que no se infringe "inspeccionando y sancionando si fuese necesario". Para Peruga, "tan importante como que la ley se cumpla es que la gente crea que se cumple".

Fuente: El Mundo