dilluns, 20 de desembre de 2010

Detectan cambios en el funcionamiento cerebral previos a los primeros signos del alzhéimer


Un equipo de investigadores de la Facultad de Medicina de la Washington University de Saint-Louis (EEUU), liderados por la psiquiatra Yvett I. Sheline, ha detectado cambios en el funcionamiento cerebral previos a la aparición de las placas de proteína betamiloide propias del alzhéimer en personas con alto riesgo genético de desarrollar la dolencia, según han publicado en la revista "The Journal of Neuroscience".


Según los investigadores, los portadores de la variante ApoE4 del gen apoliproteína E (ApoE), que constituye un factor de riesgo para desarrollar alzhéimer, experimentan cambios en el funcionamiento del cerebro mucho antes de que empiecen a presentar las placas de proteína betamiloide que originan la enfermedad neurodegenerativa.

Para el estudio se practicaron escáneres cerebrales a un centenar de personas cuya edad media era de 62 años. Algo menos de la mitad eran portadores de la variante genética ApoE4, y ninguno de ellos presentaban placas de proteína betamiloide en el cerebro.

También se tomaron muestras de líquido cefalorraquídeo, presente en el cerebro y la médula espinal, en las que se detectaron niveles normales de proteína betamiloide en todos los participantes en el estudio.

Sin embargo, los que presentaban la variante ApoE4 mostraron diferencias significativas en la forma en la que varias regiones cerebrales se conectaban entre sí en los escáneres cerebrales.

Los escáneres se realizaron mientras los pacientes no realizaban ninguna actividad, tan solo meditaban o reflexionaban, para observar el área del cerebro denominada precuneo, una de las primeras que suele desarrollar los depósitos de proteína betamiloide propios del alzhéimer.