divendres, 1 d’octubre de 2010

Se recorta el presupuesto para dependencia un 5,2%

El próximo año, el gasto para dependencia será un 5,2 por ciento menor al del ejercicio pasado, es decir, esta partida recibirá 1.498 millones menos en 2011, debido, según explica el Ejecutivo, a la supresión de la retroactividad contemplado en las medidas de austeridad aprobadas en mayo.

Por el contrario, el gasto en pensiones aumenta a 112.215 millones de euros, un 3,6% más que en 2010. Según el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2011, el gasto social supondrá un 58% de los presupuestos consolidados.


El fondo destinado a atender a desempleados será de 30.474 millones de euros, un 1,6% menos que en 2010. El Gobierno augura que la tasa de paro se situará en el 19,3%, apenas una décima menos que este año.


Por lo que respecta a las pensiones mínimas, del SOVI y de las no contributivas del sistema de la Seguridad Social mejorarán un 1% en 2011, mientras que el resto se congelarán. Según el proyecto de Ley, al pago de pensiones en su modalidad contributiva se destinarán 99.089 millones de euros, un 4% más, como consecuencia del incremento del colectivo de pensionistas y del mayor efecto sustitución. En cuanto a las pensiones no contributivas, el fondo destinado para estas será de 1.995 millones de euros, el mismo importe que en 2010.

Por último, en 2011 se reducirá un 5,7%, hasta los 13.576 millones de euros, el gasto en otras prestaciones de la Seguridad Social, donde se incluyen los subsidios por incapacidad temporal (IT), las prestaciones del mutualismo administrativo, las prestaciones de garantía salarial y las nuevas prestaciones por cese de actividad para los trabajadores autónomos.