dilluns, 11 d’octubre de 2010

La FEN muestra en Barcelona las claves para una vida saludable: “vigilar la alimentación y asegurar una correcta hidratación”

La actividad pretende sintetizar la información nutricional a disposición de los consumidores como la necesidad de tomar cinco raciones de frutas y verduras, y la de hidratarse correctamente incluso fuera de las estaciones más calurosas
El buen sabor de las bebidas como refrescos, zumos, infusiones, leche o derivados lácteos, sopas, o de alimentos con alto contenido hídrico, como frutas y verduras, hace que el consumo de líquidos resulte más fácil y agradable, logrando una hidratación más óptima
La jornada abordó también otros aspectos relevantes para los consumidores, como el aprendizaje en la interpretación del etiquetado de los alimentos
Realizar una alimentación variada y equilibrada, tomar como mínimo 5 raciones al día entre frutas y verduras, junto a la necesidad de mantener un balance hídrico que asegure el bienestar de nuestro cuerpo, así como las principales fuentes de hidratación y las necesidades de líquidos según los distintos estados fisiológicos y de edad, son algunos de los temas abordados en la Jornada ‘La nutrición, hidratación y el etiquetado de alimentos y bebidas, y la salud’ ofrecida hoy por la Fundación Española de la Nutrición (FEN) a los consumidores barceloneses.
Formar al consumidor en aspectos que contribuyan a mejorar su salud, es el compromiso bajo el que la Fundación Española de la Nutrición (FEN), ha querido acercar esta información esencial a los colectivos de la población que se encargan mayoritariamente de cuidar la alimentación de la familia. Han sido más de un centenar los asistentes pertenecientes a la Unión Cívica de Consumidores y Mestresses de Casa de Barcelona y provincia, los que han acudido a la jornada ofrecida por esta fundación que tiene por objeto el estudio y mejora de la nutrición de los españoles.
La jornada se enmarca dentro los objetivos de la ‘Estrategia NAOS -Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y prevención de la obesidad-’ del Ministerio de Sanidad y Consumo, y pretende ser una sesión teórico-práctica que ayude a los consumidores a llevar y mantener una vida saludable, a través de consejos sencillos y fáciles de comprender.
Según Teresa Valero Gaspar, Directora de Información y Divulgación Científica de la Fundación Española de la Nutrición (FEN), “para mantener una vida saludable es necesario mantener una dieta equilibrada en la que se ingieran la energía y nutrientes necesarios en función de las diferentes condiciones personales (edad, sexo, actividad física, embarazo…) y ambientales de cada persona, además de la importancia de ingerir más de 5 raciones de fruta y verdura diarias”.
De hecho, la gran cantidad de compuestos -tanto nutricionales como no nutricionales- que proporcionan los vegetales, son unos excelentes aliados para mantener nuestra salud y prevenir determinadas enfermedades, y numerosas investigaciones científicas han demostrado cómo entre el conjunto de la dieta, el binomio fruta-verdura ha demostrado mayor consistencia en la prevención de las llamadas enfermedades crónico-degenerativas.
La palatabilidad de las bebidas ayuda a hidratarse correctamente
CONTENIDO HÍDRICO DE ALGUNAS BEBIDAS
Bebidas
Contenido medio en agua (%)
Agua
100
Bebidas refrescantes con edulcorantes (con/ sin gas)
99
Bebidas refrescantes con zumo de frutas y edulcorantes (con/ sin gas)
98

98
Café
98
Infusiones
98
Gazpacho
95
Bebidas isotónicas o para deportistas
94
Leche desnatada
91
Bebidas refrescantes con azúcar (con/ sin gas)
90
Leche semidesnatada
90
Zumos de fruta
88
niños, lactantes y embarazadas, personas mayores y deportistas. Para que ingieran el líquido necesario, los expertos aconsejan que junto con el agua, se hidraten tomando también líquidos de mejor palatabilidad, cuyo consumo resulta más fácil y agradable, como refrescos, zumos, infusiones, leche, sopas, y alimentos con un alto contenido hídrico como frutas y verduras.
Pero además, la FEN recuerda que debemos vigilar no sólo la alimentación sino también nuestros niveles de hidratación. Para el buen funcionamiento del organismo resulta fundamental mantener el balance hídrico entre los aportes y las pérdidas de líquido que se producen a lo largo del día. Según la especialista, “a una persona adulta se le recomienda que ingiera entre 2 y 3 litros de líquidos al día en total. Para no ‘aburrirnos’ hidratándonos, existen muchas otras bebidas con distintos y buenos sabores con un contenido hídrico muy similar al agua”.
En este sentido, deben tener especial consideración los grupos de población más susceptibles de sufrir deshidratación, como los
En concreto, en cuanto a los deportistas se refiere y según un reciente estudio científico realizado por investigadores de la Universidad Católica de Murcia, mediante la diversidad de bebidas se ingieren más líquidos, lo que conduce a un estado más idóneo de hidratación. Asimismo, la hidratación de las personas que realizan deporte debe realizarse no sólo mediante la ingesta agua, sino incorporando líquidos y bebidas cuya composición incluya carbohidratos y sales minerales, necesarios para los que realizan ejercicio físico intenso por el desgaste que su actividad representa para su organismo.
La interpretación del etiquetado de hoy
La experta de la FEN explicó asimismo a los asistentes cómo interpretar correctamente el etiquetado de los productos alimenticios y la nueva información que pueden ver ya en algunos de ellos, con el fin de que los consumidores se puedan beneficiar de ese plus informativo que ofrecen ya algunos productos de consumo. Así, explicó cómo interpretar la información nutricional adicional voluntaria sobre Cantidades Diarias Orientativas (CDO) que aparecen en el etiquetado de los alimentos de algunas compañías alimentarias europeas que ya lo incluyen en sus productos.