dilluns, 20 de setembre de 2010

La OMS denuncia la exclusión de los enfermos mentales


Las personas con trastornos mentales se encuentran entre los grupos más marginados en los países en desarrollo. No sólo son excluidos por otros ciudadanos sino que además quedan fuera de las políticas de desarrollo y reducción de la pobreza, según ha denunciado la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En un informe divulgado en la sede de la ONU, esta agencia afirma que entre el 75% y el 85% de las personas con desórdenes mentales y discapacidades intelectuales carecen de acceso a tratamientos adecuados a sus condiciones y tampoco tienen opciones de acceder a oportunidades educativas y laborales para desarrollar su potencial como seres humanos.


En los países menos desarrollados, la tasa de desempleo de las personas que padecen enfermedades mentales alcanza el 90%, indica el documento.

"Los que trabajan en materia de desarrollo deben prestar una mayor atención para poder revertir esta realidad", ha expresado el director general adjunto para Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental de la OMS, Ala Alwan.

En su opinión, la falta de visibilidad, voz y poder de las personas con discapacidades intelectuales y mentales obliga a realizar un esfuerzo mayor para hacerles llegar ayuda e involucrarlos en los programas de desarrollo.

Un reto enorme
Dado que una de cada cuatro personas en el mundo padecen algún tipo de trastorno mental a lo largo de su vida, la agencia de Naciones Unidas reconoce que "el reto es enorme".

Asimismo, el informe resalta que este tipo de enfermedades son responsables del 8,8% y el 16,6% de las dolencias en los países de ingresos bajos y medios, respectivamente.

La OMS reclama en el documento que las políticas de desarrollo tengan en cuenta la particular vulnerabilidad de los enfermos mentales y los discapacitados intelectuales, así como que se destinen mayores recursos en los programas de asistencia médica a este tipo de dolencias.

También recomienda que programas que proporcionan empleo, educación y otros servicios sociales incluya a personas con estas discapacidades, entre otras cosas.

La difusión de este informe de la OMS forma parte de los preparativos de la cumbre de los Objetivos de Desarrollo del Milenio que se celebrará del 20 al 22 de septiembre en la sede de la ONU en Nueva York.

Unos 140 jefes de Estado y de Gobierno tienen previsto asistir a la cita, en la que están llamados a renovar el compromiso con las metas que la comunidad internacional se marcó hace 10 años en la Cumbre del Milenio