dimarts, 21 de setembre de 2010

El diagnóstico de trastorno de aprendizaje es erróneo en la mitad de los casos


El diagnóstico de trastornos del aprendizaje es erróneo en la mitad de los casos en el Reino Unido, según un estudio publicado por Ofsted, organismo encargado de inspeccionar la calidad de la educación en aquel país, informa el diario ‘The Guardian’.


El documento cifra en 1,7 millones el número de escolares británicos a los que se ha diagnosticado dificultades de aprendizaje, que van desde problemas emocionales a discapacidades físicas.

Pero según sus autores, muchos de ellos tan solo precisarían una docencia de más calidad y apoyo extra, por lo que recomienda a los responsables de los colegios que sean cautos a las hora de diagnosticar trastornos a alumnos con ligeras dificultades.

El documento subraya que en muchos centros educativos se considera el bajo rendimiento académico y el progreso lento como principales indicios de que los alumnos tienen necesidades educativas especiales, sin realizar pruebas adicionales.

"Se está diagnosticando de modo erróneo a ciertos alumnos dificultades de aprendizaje, lo que supone la asignación de medios extra relativamente caros, cuando lo que en realidad se precisa es mejorar la educación impartida. Eso puede desviar la atención de la mejora general de la calidad docente y reducir los medios destinados a los que realmente tienen necesidades educativas especiales", destaca el documento.

Por otro lado, añade el estudio, muchos padres siguen creyendo que el diagnóstico de necesidades especiales garantiza a sus hijos más apoyo docente, sin embargo no siempre ocurre así.

La semana pasada el Ejecutivo británico ha lanzado un estudio con el fin de verificar la situación de los servicios de asistencia a alumnos con necesidades especiales, con el fin de mejorarlos y que los padres puedan elegir el colegio en el que estudian sus hijos.