dimarts, 4 de maig de 2010

Casi 350.000 mujeres mueren al año en el embarazo o el parto


Alrededor 343.000 mujeres mueren cada año por complicaciones durante el embarazo o el parto y casi nueve millones de niños fallecen antes de cumplir los cinco años, según se recoge en el informe Estado Mundial de las Madres 2010, de Save the Children.




El informe, hecho público este martes, señala que la mayoría de estas muertes se producen en los países en desarrollo, donde las madres y sus hijos carecen de servicios sanitarios básicos, y destaca que 50 millones de mujeres de estos lugares dan a luz cada año sin la ayuda de personal con una cualificación sanitaria mínima.


Save the Children subraya que la falta de 4,3 millones de trabajadores sanitarios (entre ellos, 350.000 matronas), la desigual distribución y las pobres condiciones laborales de estos profesionales contribuyen a dejar a las mujeres y niños que más lo necesitan a no tener atención sanitaria básica. De hecho, recalca que 57 países tienen "escasez crítica" de trabajadores sanitarios, 36 de ellos en África.


El informe hace un llamamiento urgente a incrementar el número de trabajadoras sanitarias en los países más pobres del mundo y recuerda que las barreras sociales y culturales evitan que las mujeres visiten en muchos países a trabajadores sanitarios masculinos, especialmente en las áreas rurales.


ÍNDICE DE PAÍSES
El informe incluye un índice de países sobre las condiciones para ser madre, en función del estatus educativo, de salud, económico y político de las progenitoras, así como el bienestar básico de sus hijos.


La lista, que incluye 43 países desarrollados y 117 en desarrollo, está liderada por Noruega, en tanto que Noruega es el peor país del mundo para ser madre.


Por su parte, España desciende dos puestos y ocupa ahora la décimo tercera posición, por detrás de Irlanda y Francia y por delante de Gran Bretaña y Suiza.


España presenta una elevada esperanza de vida femenina (84 años) similar a la de Italia o Suiza, sólo superada por Francia y Japón; una baja tasa de riesgo de mortalidad materna (1 por cada 16.400) y una tasa de mortalidad de menores de cinco años de 4 por cada 1.000.


España tiene una buena puntuación en cuanto a la participación femenina en la política, con un 37% de los escaños ocupados por mujeres, pero éstas ganan 0,52 céntimos por cada dólar que gana un hombre.


Además, España está aún por debajo de otros países europeos en cuanto a la duración de la baja por maternidad, con 16 semanas, inferior Reino Unido o Dinamarca (52 semanas), Italia (20) o Portugal (17).


"Aunque hay algunos aspectos en los que España necesita mejorar, como las políticas de baja por maternidad, es en los países en desarrollo donde la salud de las madres y sus hijos se enfrenta a graves riesgos", explicó Alberto Soteres, director en España, Save the Children.