dijous, 12 de novembre de 2009

Sólo un 10% de los cuidadores recibe ayudas económicas de las administraciones


Tan sólo el 10 por ciento de los familiares o personas cercanas que cuidan a un dependiente reciben algún tipo de ayuda económica de las administraciones públicas, según concluye un estudio realizado por la recién creada Fundación Caser para la Dependencia, con el título Ayudas a la dependencia en España. Situación actual'.


El informe, presentado en Madrid, indica que en el 80% de los casos, el papel del cuidador lo desempeña un miembro o más miembros de la familia del dependiente. El 80% de dichos cuidadores son mujeres, con una media de edad de 52 años. Más del 52% de los cuidadores familiares tienen un parentesco filial, siendo el siguiente parentesco más común el paterno.
Asimismo, el estudio pone de manifiesto que en España la mayoría de dependientes, un 64%, son mujeres, de las cuales el 70% son mayores de 65 años.
En cuanto a la causa que ha provocado la situación de dependencia, en la mayoría de los casos es la edad avanzada, seguida de las enfermedades físicas, las enfermedades psíquicas y los accidentes.
Con respecto a los servicios utilizados con más frecuencia para las personas dependientes, el director de la fundación, Juan Sitges, señaló que llama la atención que el servicio más demandado, la ayuda domiciliaria, es el que menos colaboración recibe del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD).
El director de la fundación dijo que uno de los datos que más llama la atención es la baja valoración que las familias dependientes dan al sistema de ayudas. Los encuestados son muy críticos al valorar las ayudas del SAAD, ya que la media de satisfacción se sitúa en el 3,8, en un baremo del 1 al 10. La población general es más benevolente, otorgándole un 5,6, explicó.