dimecres, 4 de novembre de 2009

Riesgo de hiperactividad en hijos de embarazadas con poco ácido fólico


Si usted está planeando quedarse embarazada o ya está de 'buena esperanza' considere la necesidad de que sus niveles de ácido fólico sean los adecuados. Y no sólo porque previenen los defectos del tubo neural, si no porque, además, podrían contribuir a reducir el riesgo de que su hijo tenga problemas de hiperactividad y aprendizaje.

Esta nueva realidad es la que plantea un estudio, el primero llevado a cabo en humanos, que ha estado liderado por Wolff Scholotz, de la Universidad de Southampton (Reino Unido). Se publica en el último 'Child Psychology and Psychiatry'.
Este experto insiste a elmundo.es que "la conclusión más importante de nuestro estudio es que el estado de ácido fólico (la disponibilidad fisiológica de folatos) de la madre durante la gestación podría tener efectos sobre el comportamiento del niño, que parece ser el resultado de los cambios a largo plazo en el desarrollo cerebral prenatal".
Las recomendaciones actuales, tal y como explica el doctor Scholotz son de "al menos 400 microgramos de ácido fólico diarios antes del embarazo y durante las primeras 12 semanas. No tenemos ninguna evidencia para sugerir cualquier otra cosa".
El tamaño del bebé al nacer viene determinado por una combinación de muchos factores tanto ambientales [como la dieta de la madre o su consumo de tabaco] como genéticos. Y hay evidencias científicas que destacan que la circunferencia de la cabeza (un indicador de volumen cerebral) es uno de los mayores predictores de hiperactividad, falta de atención y dificultades de comportamiento al nacer.
"Por lo tanto, examinar los efectos que tiene, por ejemplo, todos estos factores podría servir para adoptar medidas preventivas que tuvieran beneficios a largo plazo en la salud del bebé. De todos ellos, la nutrición de la madre ha despertado un interés particular debido a que la carencia de determinados micronutrientes ha demostrado estar vinculada a problemas de comportamiento en los niños", añaden.
Confirmación de uana hipótesis
Bajo estas premisas, los científicos decidieron llevar a cabo una investigación con 100 menores de una media de edad de 8 años con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y problemas de aprendizaje. Sus madres habían participado previamente, junto con otras 453 mujeres, en una investigación realizada por los mismos investigadores y en la que se examinó tanto su dieta como el tamaño de los hijos al nacer.
Se evaluaron los niveles de la vitamina en sangre y la ingesta de suplementos de este nutriente en todas las participantes durante las 14 primeras semanas de gestación y al final de la misma, así como se midió el tamaño de circunferencia de todos los bebés alumbrados.
Los datos constatan que tanto los niveles bajos de folatos como la menor ingesta de preparados artificiales del micronutriente en los primeros meses de embarazo se asociaron con una mayor incidencia de hiperactividad y de problemas de aprendizaje en los hijos. Lo mismo sucedió con la 'medida' de la circunferencia del cráneo del bebé. Menores niveles de la vitamina se asociaron a tamaños craneales más pequeños.
Medidas preventivas
"No podemos determinar qué niveles de ácido fólico son los potencialmente preventivos de estos problemas", destaca el director del estudio. En cambio, "sí sabemos que controlar otros factores ambientales pueden reducir las posibilidades de problemas de comportamiento en los menores. Si una mujer embarazada se siente bajo presión (por ejemplo, debido al trabajo), y considera que esto podría perjudicar a su hijo, debe preguntar a los expertos lo que puede hacer para reducir sus niveles de estrés. El aprendizaje de métodos de relajación y las técnicas de manejo del estrés, reducen los niveles de tensión", agrega.
Pero es más importante aún que "el estrés no conduzca a cambios de comportamiento que puedan tener efectos negativos en el niño. Comer una dieta equilibrada, tomar suplementos de folat, no beber alcohol y no fumar, son las medidas que deben mantener las mamás durante el embarazo", determina el experto británico.

1 comentari:

Tercera Opinión ha dit...

Para que después venga Bebe y diga que no va a dejar de fumar por estar embarazada.

Te invito a leer mi artículo:
CUALQUIERA PUEDE SER MADRE

http://www.terceraopinion.net/2009/11/08/cualquiera-puede-ser-madre/

Un saludo