diumenge, 18 d’octubre de 2009

El Congreso quiere una TVE subtitulada en 2010


El anteproyecto de Ley Audiovisual elaborado por el Gobierno establece que el 90% de la programación deberá ser accesible para los sordos en 2013


Antes del apagón analógico de abril de 2010. A menos de seis meses para la implantación definitiva de la TDT, el Congreso ha aprobado una proposición no de Ley del Partido Popular por la que insta al Gobierno a promover el subtitulado completo de Televisión Española. El anteproyecto de la Ley Audiovisual, que este viernes debería pasar por el Consejo de Ministros, establece unos plazos que acabarían en 2013 con el 90% de la programación subtitulada.

La iniciativa, debatida en la Comisión para las Políticas Integrales de la Discapacidad y aprobada por unanimidad, pide al Ejecutivo que elabore un informe, a través del Centro Español de Subtitulado y Autodescripción, sobre la accesibilidad de las personas con discapacidad sensorial (sordas y sordociegas) a la televisión digital.

Según el anteproyecto que maneja el Ejecutivo, el nuevo marco legislativo del sector audiovisual dictamina que, a 31 de diciembre de 2010, el 25% de la parrilla de la televisión estatal debería estar subtitulada, y se dedicaría una hora a la semana al lenguaje de signos y otra a audiodescripción. Tres años después, se habría ampliado al 90% subtitulado, y diez horas para lenguaje de signos y otras tantas de audiodescripción. En 2008, la cadena pública subtituló 8.000 horas (de las más de 26.000 de emisión entre La 1, La 2 y Clan, el 30,4% del total).

Precisamente el subtitulado fue el primero de los asuntos que abordó la Defensora del Espectador en su estreno en TVE, para atender, entre otras quejas, las que hacían referencia a la gran velocidad y poca precisión en el subtitulado del Telediario, además de falta de concordancia entre el subtitulado y el programa que se emite en Canarias.

En su defensa de la proposición no de ley, el grupo popular argumenta que la TDT impide que estas personas interactúen con los terminales receptores, lo que puede suponer un retroceso respecto al medio analógico.

Asimismo, el PP recuerda que en otros países como Estados Unidos, Francia o Gran Bretaña las televisiones accesibles funcionan desde hace varios años, mientras que en España "es todavía un tema pendiente" y subraya que, según establece la Ley, los poderes públicos deben promover las medidas necesarias para que los medios de comunicación social sean accesibles a las personas sordas (alrededor de un millón de espectadores, según la Confederación Estatal de Personas Sordas), mediante la i