dijous, 9 de juliol de 2009

El 'jarabe milagroso' contra las caries que se desarrollan en los primeros dientes

Eficaz, seguro, económico, de fácil aplicación y capaz, además, de dejar 'buen sabor de boca'. Un nuevo trabajo acaba de catapultar a la categoría de 'remedio milagroso' contra la caries infantil al jarabe de xylitol, al demostrar que también ayuda a prevenir la mayoría de la caries en niños con dientes de leche.
Desde que en 1963 la agencia estadounidense del medicamento (FDA) diera el visto bueno a este edulcorante natural se han publicado varias investigaciones que han constatado que los chicles, las golosinas o las pastas dentífricas que lo contienen disminuyen las posibilidades de que los dientes 'se piquen'.

"Nuestro estudio es el primero que demuestra que el uso tópico de xylitol reduce las caries durante la erupción de las primeras piezas dentales en infantes de corta edad", aclaran los autores del estudio, dirigidos por Peter Milgrom, de la Universidad de Washington (EEUU). "Los niños con caries en los dientes de leche tienen hasta tres veces más posibilidades de desarrollar la dolencia en los permanentes", insisten.
Dos tipos de caries
"No me pillan por sorpresa los resultados. Lo cierto es que desde hace tiempo se sabe que este compuesto actúa como anticaries al inhibir el crecimiento de las bacterias que están involucradas en su desarrollo como son el 'Estreptococo mutans', 'Estreptococo sobrinus', 'Actinomices' o 'Lactobacilo'. Existen dos tipos de caries, las que se producen en el surco de las muelas y las que se dan en la superficie libre de los dientes (es decir, entre ellos). El uso de hilo dental es el único que previene al 100% las caries de este segundo tipo, pero ni éste, ni el enjuague bucal, ni el cepillado evitan las 'picaduras' que se dan en los surcos de las muelas, algo que sí logra el xylitol", aclara a el mundo.es Manuel Alfonso Villa Vigil, presidente del Consejo General de Colegios de Odontólogos y Estomatólogos de España.
La caries se ha convertido en una de las enfermedades crónicas prevenibles más comunes en la población infantil y juvenil y la razón principal de la pérdida de las piezas dentales. Recientemente, el Director General de la Salud Bucodental de EEUU alertó a la población con un dato abrumador. "Es cinco veces más común que el asma". En España, el 26% de los niños menores de 4 años y, al menos, un 17% de los de tres sufren la dolencia, un porcentaje que se eleva hasta el 60% en los jóvenes de 15 años.
Los investigadores reclutaron a 100 niños y niñas de nueve a 15 meses de la República de las Islas Marshall (Oceanía), donde la caries es un problema grave de salud pública [el 90% de los infantes tiene al menos un diente picado]. Por este motivo, el comité de revisión interna de la investigación, designado por las autoridades sanitarias locales, denegó al equipo de Milgrom, la posibilidad de comparar el xylitol con un placebo, por lo que finalmente el estudio se llevó a cabo con tres grupos.
A lo largo de 12 meses, un primer grupo recibió dos dosis de cuatro gramos al día de xylitol; a un segundo, se le administró tres dosis diarias de 2,67 gr y al último, que hizo de control, se le proporcionó una única dosis de 2,67 gr, a sabiendas de que esta pequeña cantidad no tiene ningún efecto. Todos los participantes, tal y como recoge el último 'Archives of Pediatrics & Adolescent', recibieron un seguimiento de una media de 10 meses y medio además de que los padres de los menores asistieron a cursos de educación en salud bucodental y gozaron de asistencia sanitaria gratuita durante el tiempo que duró el trabajo.
Los datos corroboran la eficacia del jarabe. Así, mientras que un 51% de los niños del grupo control sufrió caries, este porcentaje alcanzó sólo el 24% entre los que recibieron dos dosis del producto y a un 40% en los que tomaron las tres dosis.
"La exposición a ocho gramos diarios del edulcorante en uso tópico, administrado en dos veces, previene el 70% de las caries infantiles. Dividir esta cantidad en tres dosis no incrementa la eficacia del tratamiento", comentan los autores.
Los hallazgos apoyan "la posición de la Academia Americana de Dentistas Pediátricos y de los Institutos Nacionales de la Salud cuyas guías establecen que el xylitol es una herramienta importante en la prevención de la dolencia común", reza la investigación.
¿Uso rutinario?
Para Burton Edelstein, de la Universidad de Columbia y firmante del editorial que acompaña al estudio, "el trabajo supone una promesa importante... Su uso, como ha sucedido con los floruros, podría llegar a convertirse en rutinario para la prevención de la caries infantil".
Más cauta se muestra Elena Barbería, primera catedrática española de Odontopediatría en la Universidad Complutense de Madrid, que considera que "pese a que puede ser una buena estrategia contra la dolencia, en España no es la medida de elección a la hora de hacer prevención. Existen otras extendidas y rutinarias que ya están dando buenos resultados como es el caso de los fluoruros".
Opina, no obstante, que se deben "seguir realizando más estudios que corroboren los datos obtenidos en esta última investigación", una idea que también defienden los autores de la nueva investigación.