divendres, 5 de juny de 2009

Nuevo caso de posible discriminación en el proceso electoral

El Cermi ha denunciado hoy un nuevo caso de posible trato desigual en el proceso electoral por denegar la adaptación del censo a una persona con deficiencia visual, convocada como vocal por la Junta Electoral de la Región de Murcia para las Elecciones Europeas de este domingo.
Tras recibir la notificación para participar en la mesa electoral, Nuria Vidal solicitó a la Junta Electoral el censo de electores ampliado para poder ejercer su deber en igualdad de condiciones, adjuntando con su petición el certificado que acredita su discapacidad visual.

Ella proponía que le facilitasen un listado con los nombre “por ejemplo en Arial 18 para poder verlos con claridad” como alega, pero la Junta ha rechazado esta petición “por cuestiones técnicas”, según el escrito dirigido a Vidal.

El comunicado de la Junta explica que “ante la imposibilidad de suministrar el tipo de censo pedido se requiere a la solicitante que presente la correspondiente excusa debiendo acreditar debidamente los hechos que alega”.

Entonces, Vidal dirigió un escrito a la Junta expresando su desacuerdo en este sentido, por sentirse “expresamente excluida del proceso electoral al no haber atendido mi solicitud ni respetar los principios de igualdad hacia personas con discapacidad establecidos en las normas sobre esta materia”.

Asimismo, ante la petición de la Junta de que presente su excusa en el proceso y lo acredite, Vidal aseguraba que “en ningún caso voy a presentar excusa alguna ni mucho menos realizar alegaciones con motivos de la discapacidad. Siendo pues la excusa la que ustedes me notifican”. En respuesta, la Junta Electoral le notificó ayer la aceptación de su excusa y la notificación de que se ha procedido a convocar a un sustituto que ocupe su lugar el domingo.

Tanto Nuria Vidal como el Cermi se han dirigido a la Delegación del Gobierno en la Región de Murcia para pedir su colaboración en este asunto y pese a que “han mostrado mucho interés”, como reitera Vidal, no ha sido posible realizar dichas adaptaciones para que ella pueda ejercer su deber en igualdad de condiciones en estas Elecciones Europeas.

En este sentido, el Cermi considera que la negativa de la Administración Electoral a realizar un ajuste razonable tan sencillo constituye presumiblemente un trato desigual injustificado, contrario a la legislación vigente, que impide la realización de una actuación pública por razón de su discapacidad.