dijous, 18 de juny de 2009

Las trompas de Falopio, una nueva fuente de células madre adultas


Existen aún muchas limitaciones para el trabajo con células madre embrionarias, ésas que tienen la capacidad de transformarse en todo tipo de tejidos. Sin embargo, prometen ser una terapia única cuando se superen las limitaciones técnicas y éticas que supone su uso. La alternativa con la que se está trabajando son las células madre adultas, aunque son menos prolíficas. Un trabajo brasileño ha descubierto una nueva fuente de la que es posible extraerlas: las trompas de Falopio.

Otros tejidos del cuerpo, como el cordón umbilical, la pulpa dental o el tejido adiposo, contienen células madre mesenquimales que se han logrado diferenciar en células musculares, adiposas, óseas y del cartílago. Dadas las características de las trompas de Falopio (mismo origen embrionario que el útero, cambios provocados por hormonas...), este grupo de investigadores consideró que podrían ser una buena fuente de células madre adultas.
Extrajeron seis trompas procedentes de mujeres de edades comprendidas entre los 35 y 53 años durante histerectomías, ligaduras de trompas u otras intervenciones. En el Centro de Investigación del Genoma Humano de Sao Paulo (Brasil) se trataron las muestras para localizar y extraer las células madre mesenquimales presentes en estos tejidos.
Después, éstas fueron sometidas a cuatro procesos de diferenciación para obtener células adiposas, musculares, óseas y del cartílago. Esto se consigue añadiendo al cultivo los factores de crecimiento adecuados en cada caso. Tres semanas después del inicio, se confirmó "la naturaleza mesenquimal de las células aisladas y su multipotencia", señala el estudio publicado en 'Journal of Traslational Medicine'.
Medicina regenerativa
Hace unos días, el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona anunció que dos jóvenes que sufren una extraña enfermedad que les deforma la cara habían recuperado el rostro gracias a un pionero tratamiento con células madre de la grasa. Esta técnica, que representa la medicina regenerativa más puntera, también se ha utilizado para reconstruir mamas o tras un infarto.
"La posibilidad de utilizar células madre para la medicina regenerativa ha abierto un nuevo campo de investigación para encontrar mejores fuentes de células madre multipotentes, en particular a través de procedimientos no invasivos", explican los autores. Los tejidos desechables, como el cordón umbilical o los dientes, tienen especial interés y "su uso no supone problemas éticos", destacan.