dijous, 23 d’abril de 2009

Sanidad permite a dos familias seleccionar un embrión libre de cáncer


La Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida ha dado luz verde a dos parejas que han solicitado tener un bebé libre de un cáncer hereditario, en un caso de mama y en otro de tiroides. Es la primera vez que la Comisión aprueba la aplicación de la selección genética de embriones en casos concretos de cáncer.

En el primer caso, presentado por la Generalitat de Catalunya, el embrión será seleccionado para evitar un cáncer de mama hereditario. La presencia del gen BRCA1, del cual es portadora la familia, se traduce en una neoplasia sumamente agresiva, que se desarrolla a edad temprana. "Los antecedentes familiares demuestran la elevada penetrabilidad de este cáncer, que ha provocado varias muertes en diferentes generaciones", señala una nota del Ministerio de Sanidad.
Aunque, según recuerdan desde el Ministerio, sólo un 5% de los casos de cáncer de mama son hereditarios, ser portadora del gen BRCA1 eleva entre un 50% y un 80% las probabilidades de desarrollar un tumor. El pasado mes de enero, nació en el Reino Unido un bebé que se enfrentaba a este mismo problema.
La Comisión también ha autorizado el uso de esta técnica en otro caso de neoplasia endocrina múltiple (cáncer hereditario de tiroides), causado por el Gen MEN-2A, que se da únicamente en 1 de cada 35.000 personas. Este caso ha sido remitido por la Comunidad de Madrid.
De tener éxito el tratamiento, será la primera vez en España que nace un bebé libre de la predisposición al cáncer. Los expertos han considerado que estos casos reunían los requisitos imprescindibles de gravedad, aparición precoz y ausencia de tratamiento para recibir el visto bueno.
Diecisiete casos más
Además de las dos mencionadas, la Comisión ha analizado 11 solicitudes para seleccionar embriones sanos en parejas que son portadoras de enfermedades genéticas graves. Ocho de ellas (dos distrofias musculares fascio-escápulo-humeral y seis casos de enfermedad de Huntington) fueron aprobadas.
De los seis casos de selección genética de embriones con fines terapéuticos (tener un hijo para curar a un hermano), sólo dos recibieron luz verde por ser "los que cumplirían todos los requisitos establecidos en la ley", matiza la nota del ministerio. Se trata de un caso de inmunodeficiencia severa por déficit de adenosín-deaminasa y un caso de beta talasemia, ambos en Andalucía.
Una técnica que salva vidas
El diagnóstico genético preimplantacional permite analizar el genoma de un embrión en busca posibles anomalías o factores de riesgo, como el gen BRCA1, antes de ser transferido al útero materno.
Esto permite, por un lado, que las parejas con un perfil genético de riesgo tengan un hijo libre de enfermedad pero también que conciban un bebé que pueda ayudar a curar a un hermano enfermo. Para eso, los expertos comprueban la histocompatibilidad (HLA) de los embriones y el hijo a curar para que las posibilidades de éxito de los trasplantes de cordón umbilical sean máximas.
Este es el caso de Javier, el primer bebé que nació en España seleccionado genéticamente para salvar a su hermano. Su hermano Andrés, que padece una grave anemia (beta talasemia mayor) recibió un trasplante de médula de su hermano y, según sus médicos, parece curado.

1 comentari:

Santiago Chiva, Granada ha dit...

Que las autoridades sanitarias faciliten eliminar a seres humanos en estado embrionario si se descubre que son propensos a enfermedades como el cáncer, supone, quizá sin quererlo, juzgar las vidas de las personas adultas que tienen ese gen como menos dignas de ser vividas. La mujer de mi hermano, médico y madre de varios hijos. Ella y dos de sus hermanos heredaron de su madre un gen por el que tienen más probabilidad de tener cáncer que otras personas. Llevan una vida normal y con una política preventiva sobre su salud vivirán, seguramente, muchos años. Y el que está sano puede morir de cualquier otra enfermedad o accidente. Realmente lo raro es vivir. Pero más raro aún debe ser decidir sobre la vida de otros.
Un saludo,
Santiago Chiva (Granada)