dijous, 30 d’abril de 2009

Las farmacias no venderán antivirales

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, ha declarado que España dispone de "suficientes" antivirales para hacer frente a una potencial pandemia de "nueva gripe", que, según dijo, los laboratorios están repartiendo ya en los hospitales por si fueran necesarios y que, en ningún caso, se dispensarán directamente al ciudadano.
Fuentes de su departamento han aclarado a elmundo.es que en situaciones como ésta hay que estrechar la vigilancia para que estos fármacos se dispensen según las necesidades. De momento hay dos productos que han demostrado su utilidad en estos casos de gripe, oseltamivir (Tamiflu) y zanamivir (Relenza). Hasta ahora, ambos antivirales sólo se pueden adquirir en las farmacias con receta médica; a partir de este momento "su administración queda limitada a los hospitales", explican estas mismas fuentes.

"No hemos notado que la gente venga pidiéndonos que les vendamos Tamiflu", explica a elmundo.es una farmacéutica madrileña que a estas horas aún no ha recibido ninguna notificación oficial del Sanidad. "En los casos más urgentes, cuando hay alertas por algún medicamento, por ejemplo, recibimos un mensaje al móvil, que después se desarrolla en una circular más detallada; pero de momento no sabemos nada oficialmente de que no podamos venderlos".
Tampoco tiene constancia de las instrucciones de Sanidad Isabel Vallejo, la presidenta de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE). "La ley nos prohíbe dispensar medicamentos sin receta. Es una obligación legal que tenemos previa a todo esto", señala a elmundo.es, al tiempo que reconoce que tampoco se ha detectado en las oficinas de farmacia una preocupación excesiva de la población.
Instrucciones hasta nueva orden
Un portavoz de Sanidad ha aclarado a elmundo.es que uno de los subcomités científicos creados tras la reunión de urgencia del pasado domingo será el encargado de establecer los criterios adecuados sobre cómo hacer un uso óptimo de los antivirales en caso de que sea necesario administrarlos a gran escala. Trinidad Jiménez ha explicado que la decisión de que los antivirales se dispensen únicamente de forma hospitalaria responde a una cuestión de "responsabilidad clínica" y que "ha dado instrucciones para que no expendan el producto en las farmacias". Será probablemente la Agencia Española del Medicamento quien emita una nota informativa para aclarar qué pasará con los envases de antivirales que hay en las farmacias, y que quedan 'retenidos' hasta nuevo aviso.
"El comité de vacunas y antivirales será el que administre los criterios de reparto de los fármacos sobre la base de que se haga con equidad entre todas las comunidades autónomas", explican desde Sanidad. De hecho, de los 10 millones de dosis de antivirales que España tiene almacenados en la reserva (México, el país más afectado por la gripe porcina sólo tiene un millón), una parte está bajo el control del estado y el resto en manos de las comunidades.
A medida que las cifras de la epidemia siguen creciendo, el principal suministrador de antivirales, Roche (fabricante de Tamiflu) actualiza sus cifras. La compañía ha señalado que hasta la fecha ha satisfecho todas las peticiones que han hecho los distintos gobiernos de todo el mundo y que equivalen a 220 millones de tratamientos. Roche ha suministrado además a la OMS dos de los cinco millones de dosis que la institución almacena como "reserva regional" en distintas partes del mundo; y cuenta con otros tres millones que "podrá utilizar para contener el brote de una pandemia cuando lo considera oportuno".
La otra compañía que fabrica el segundo de los fármacos eficaces contra este virus H1N1 (de nombre Relenza), GlaxoSmithKline, ha señalado a elmundo.es que no dispone de cifras exactas, pero que sí tiene establecido un plan de previsión desde antes de 2005 para poder atender las demandas en una situación como la actual.