divendres, 6 de febrer de 2009

Un gel vaginal en experimentación podría proteger a las mujeres del herpes genital


Aunque el método más infalible de prevenir enfermedades de transmisión sexual consiste en el uso de profilácticos, un grupo de científcos ha desarrollado un producto capaz de prevenir la infección del herpes genital, que hoy en día afecta a más de 500 millones de personas en todo el mundo.


Se trata de un gel que, por el momento, ha sido estudiado sólo en ratones. Sin embargo, parece tener unas expectativas prometedoras. "Si conseguimos reproducir estos resultados en humanos, podría suponer un gran impacto en la prevención de la transmisión", afirma Judy Lieberman en la edición on line de la BBC, principal autora de la investigación, publicada en la revista Cell Host & Microbe.

Este producto, que ha sido desarrollado en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard (Boston, EEUU) por el equipo de Lieberman, se ha desarrollado a través de una técnica denominada 'RNA de interferencia', "unas moléculas pequeñas que interfieren en la unión del virus sobre las células que van a infectar", explica a elmundo.es Eduardo Cazorla, jefe de Ginecología del Hospital de Torrevieja (Alicante).

A través de una crema vaginal, estas partículas se fijarían en las células del cuello del útero de la mujer, actuando de barrera, destruyendo los genes responsables del virus y bloqueando así la infección.

Un medicamento prometedor
Teniendo en cuenta que actualmente no existe ningún tratamiento efectivo para esta enfermedad y que una de cada cinco personas puede ser portadora o haber tenido contacto con el virus, este hallazgo por fin ayudaría a reducir el número de contagios. "Actualmente, los tratamientos disponibles son los antivirales, reducen las molestias locales, pero no curan", señala el especialista en Ginecología.

Se han realizado varios estudios al respecto, pero sólo este trabajo ha conseguido mostrar un producto cuya efectividad dura una semana. "En trabajos previos, lo que se llegó a conseguir es una permanencia de escasas horas", comenta el doctor Cazorla. "Lo ideal sería que el futuro medicamento tuviera efecto durante un mes", añade.

La ventaja de que, con una sola aplicación, el tiempo de protección sea, como mínimo, de una semana, es que las mujeres que decidieran utilizar este producto no tendrían que estar pendientes de su uso cada vez que establezcan una relación sexual de riesgo. "En la práctica clínica, este gel podría ser muy efectivo, especialmente por el tiempo de protección que implica, ya que no sería necesario aplicárselo justo antes de mantener una relación sexual", señala a elmundo.es la principal autora del estudio.

Otra novedad es que "en esta investigación hemos logrado un gel que tiene menos toxicidad que el que desarrollamos en nuestro anterior trabajo, publicado hace dos años", explica Lieberman. Según demuestra el estudio, los efectos secundarios registrados en los ratones son escasos. No obstante, "llevará un tiempo hasta que se pueda desarrollar este gel en humanos. Habrá que confirmar qué dosis son necesarias, sus efectos secundarios, contraindicaciones... Pero, sin duda, se trata de un avance muy significativo", según Eduardo Cazorla.

El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual causada por el virus simple de tipo 2. Se manifiesta a través de la aparición de úlceras en la zona genital que pueden generar quemazón y dolor. Sin embargo, en muchos casos, no existen indicios de sospecha.

¿Una posible prevención frente al VIH?
Además, el herpes genital es un cofactor del sida. Esto significa que "aquellas personas con este tipo de herpes tienen más posibilidades de contagiarse por el virus del sida si se exponen a él. También favorece la aparición de lesiones características del papilomavirus humano, lo que puede derivar en un cáncer de ovario", apunta el doctor Cazorla. Por esta razón, el gel no sólo supone un importante hallazgo en la prevención del herpes genital. De forma indirecta, también reduciría la aparición de infecciones por el VIH, por papilomavirus humano e incluso del cáncer de ovario.

Por otro lado, el grupo de investigadores de la Escuela de Medicina de Harvard también está trabajando en la posibilidad de prevenir la infección por el VIH a través del 'RNA de interferencia'. "Prevenir el herpes genital tendría un fuerte efecto en la transmisión del virus del sida, pero es difícil extrapolar lo que mostramos con el herpes genital al caso del VIH. Las células que se infectan con este virus son diferentes y mucho más resistentes a la acción de las moléculas 'RNA de interferencia'. Estamos trabajando en este campo y creo que, finalmente, daremos con la solución", concluye la investigadora.