dimarts, 17 de febrer de 2009

Bolivia sufre la peor epidemia de dengue de las últimas dos décadas


El dengue está causando estragos en Bolivia, donde el número de afectados por la enfermedad podría superar ya las 20.000 personas. Las autoridades del país han confirmado la muerte de nueve personas a causa de la variante hemorrágica del trastorno –la más letal-, si bien el diario nacional La Prensa asegura que el número de fallecidos podría elevarse a 13.

La nación andina vive la peor epidemia de dengue de las últimas dos décadas. Según parece, las lluvias registradas a principio de año han favorecido la expansión de la enfermedad, que afecta principalmente a la zona oriental del país.
De los fallecidos, cinco pertenecen al departamento de Santa Cruz, dos a Cochabamba, uno a La Paz y otro a Oruro, según cifras del departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud.
Hasta el momento se han confirmado 66 casos de la variante hemorrágica de la enfermedad y 2.546 del tipo clásico, si bien se sospecha que otras 21.937 también podrían estar sufriendo el trastorno.
Con estas cifras, Bolivia se sitúa a la cabeza de la región sudamericana en cuanto a posibles afectados.
Medidas de emergencia
Esta epidemia ha obligado al Gobierno que dirige Evo Morales a invertir más de ocho millones de bolivianos (casi 900.000 euros) en tareas de prevención.
Hace dos semanas la Corporación Andina de Fomento (CAF) puso a disposición del país andino 1,1 millones de dólares para contener la epidemia.
Según ha anunciado el director nacional de Epidemiología, Carlos Arraya, se espera que la intensa campaña que se está desarrollando contra la enfermedad de pronto resultados.
La prensa boliviana asegura que, en lo que va de año, se han registrado 27 casos en la región argentina de Salta y otros 151 en la también vecina Paraguay.
El año pasado, Brasil vivió una letal epidemia de dengue, con 734.384 infectados. Le siguieron Venezuela, con 48.048 y Colombia con 26.732. Sin embargo, Bolivia apenas registró 3.181 infectados y ninguna víctima mortal.
El dengue es una enfermedad endémica que se transmite por la picadura del mosquito 'Aedes aegypti' y provoca fiebre alta, fuerte dolor de articulaciones y músculos, vómitos y ocasionales erupciones en la piel. En la variedad más peligrosa, la hemorrágica, se produce, además, sangrado interno que se extiende a la nariz y las encías.
De momento, no existe ningún medicamento para combatirla, por lo que la estrategia más efectiva para luchar contra ella es acabar con el principal transmisor de la enfermedad. La fumigación es una de las medidas más efectivas para luchar contra el mosquito, aunque las autoridades sanitarias también recomiendan evitar el estancamiento del agua, ya que es donde proliferan los mosquitos.