dijous, 4 de desembre de 2008

Zimbabue declara la emergencia nacional por el brote de cólera responsable de 565 muertes

El Gobierno de Zimbabue ha declarado la emergencia nacional por el brote de cólera que ha costado la vida a 565 personas, por lo que ha solicitado ayuda internacional urgente para frenar la expansión de la enfermedad, según informan los medios estatales.
La crisis económica de Zimbabue, país aislado por Occidente bajo el régimen de Robert Mugabe, ha dejado muy debilitado el sistema sanitario, que no puede hacer frente a una enfermedad que hace pocos años tenía controlada.

"Nuestros hospitales centrales literalmente no funcionan. Nuestro personal está desmotivado y necesitamos vuestro apoyo para asegurar que vuelvan a trabajar y para que se reactive nuestro sistema sanitario", ha manifestado el ministro de Sanidad, David Parirenyatwa, en su llamamiento a los donantes extranjeros.
Parirenyatwa ha explicado en declaraciones recogidas por el diario oficial 'Herald' que Zimbabue necesita medicinas y equipamiento médico, así como comida para los pacientes y para los programas de alimentación infantil.
"El llamamiento de emergencia nos ayudará a reducir la mortalidad relacionada con el actual ambiente socioeconómico para diciembre de 2009", ha añadido. La Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) estima que la cifra de muertos por el brote de cólera asciende a 565, siendo la capital, Harare, la zona más afectada del país.
El sector sanitario de Zimbabue está colapsado: no hay suficientes ingresos para pagar los recursos esenciales y para pagar a los médicos y enfermeras. La red de aguas tampoco funciona, lo que obliga a la mayoría de la población a buscarla en pozos contaminados, lo que ha hecho aumentar los casos de cólera.
El viceministro de Aguas y Desarrollo de Infraestructuras de Zimbabue, Walter Mzembi, ha alertado de que su departamento sólo dispone de suficientes químicos de tratamiento de agua para unas 12 semanas.
"Pido al menos 40 millones de rands (3,9 millones de dólares) para adquirir los químicos necesarios para los próximos dos meses, y el dinero lo necesitamos de hoy al próximo lunes", ha señalado el ministro citado por 'Herald'.
Pero cualquier esperanza de que el sistema económico zimbabuense se recupere pasa por que el presidente Mugabe y el líder opositor, Morgan Tsvangirai, alcancen un acuerdo para la formación de un gobierno de coalición.
Sudáfrica, país vecino de Zimbabue, ha expresado su preocupación por el brote de cólera, ya que muchos de los casos se han registrado cerca de la frontera, por lo que ha anunciado que trabajará con el resto de países de la región para ayudar a frenar la enfermedad.
Incluso Botsuana, uno de los gobiernos más críticos con el régimen de Mugabe, anunció ayer que destinará tres millones de pulas (371.000 dólares) para suministros médicos y ayuda alimentaria.