dilluns, 1 de desembre de 2008

Un grupo de discapacitados psíquicos estrena obra en el Poliorama


El Grupo de Teatro Social, dirigido por Glòria Rognoni, vuelve esta semana a los escenarios con Azar, una reflexión sobre cómo las coincidencias fortuitas condicionan el destino. La obra, que se representará hoy y mañana en el teatro Poliorama de Barcelona, será representada por un elenco de 23 actores con discapacidad psíquica.

Rognoni, que ha escrito y dirige la obra en su silla de ruedas, explica que el verdadero reto del grupo de teatro es el efecto terapéutico que tiene sobre el público: "Abre los ojos a las capacidades de los discapacitados". La compañía, que acumula ya 11 obras desde su fundación en 1997, funciona de forma totalmente cooperativa. "Yo conduzco la idea y creo un papel a medida según las capacidades de cada actor, pero luego, el trabajo es muy colectivo", destaca Rognoni. Los intérpretes se implican hasta el último detalle: participan en la creación del vestuario y los decorados, y este año han intervenido también en la música, inventando composiciones y construyendo ellos mismos los instrumentos con materiales reciclados.
Producciones de calidad
Glòria Rognoni cerró su etapa como actriz hace 32 años, cuando una caída durante el ensayo, con el grupo teatral Els Joglars, de Alias Serrallonga le provocó una lesión vertebral. En 1997 la artista decidió impulsar este grupo de teatro, una iniciativa prácticamente nueva en España y que ha sido muy aclamada. "Nuestro objetivo no es sólo la vertiente curativa de la experiencia, sino lograr unas producciones de calidad, homologables a las del resto de la oferta profesional" explica Toni Font, director artístico del grupo, quien como la directora, lleva implicado en el proyecto desde sus inicios.
La compañía ha conseguido ganarse el apoyo de la crítica con obras como Hivern, basada en textos de Miquel Martí i Pol; Els tresos, de Josep Maria Benet i Jornet, y el pasado año con Metamorfosi, que también firmaba Rognoni.
En 2004, la autora fue galardonada con el Premio Ciutat de Barcelona, con una mención especial "por el alto nivel de exigencia artística". El Grupo de Teatro Social forma parte de Femarec, una entidad de integración social laboral y cultural de personas que se encuentran en situación de marginación, creada en 1991.