dimecres, 14 de maig de 2008

Sólo el 10% de las farmacias ofrece asesoramiento al paciente

Vender medicamentos sin más u ofrecer un asesoramiento orientado a cada persona sobre la dispensación del fármaco, información sobre la enfermedad y un seguimiento del tratamiento. Según los datos de un estudio, el 90% de los farmacéuticos sólo se limita a la entrega de los productos al cliente, actitud que fomenta que los pacientes no los vean como profesionales de la salud.
Realizado en Asturias, la Comunidad Valenciana y Andalucía, el estudio 'La atención farmacéutica: Perspectiva de médicos, farmacéuticos y pacientes' revela que la atención farmacéutica es un proceso inmaduro en nuestro país, ya que en algunas comunidades su implantación se sitúa entre el 5% y el 10%.

La atención farmacéutica abarca una relación entre farmacéutico y paciente en la que el primero le ofrece un asesoramiento profesional sobre la enfermedad y el tratamiento para prevenir problemas y optimizar la terapia, en definitiva, para mejorar la calidad de vida del enfermo.
Los usuarios perciben al farmacéutico de distinta forma si éste le ofrece una atención u otra, según muestra este trabajo. Aquellos pacientes que sí reciben atención farmacéutica, piensan que su farmacéutico es un profesional que se preocupa por su salud, se involucra, aconseja y les transmite confianza. En cambio, los usuarios que no reciben este tipo de trato consideran que su farmacéutico es simplemente la persona que les da los medicamentos. Aun así, reconocen que son los primeros a los que acuden cuando se encuentran mal, si lo que tienen son síntomas menores.
Todos los encuestados opinan que sería beneficiosa una colaboración más estrecha entre farmacéuticos y médicos de Atención Primaria.
Una desconocida
Por su parte, los médicos consultados en este trabajo dicen no conocer qué es la atención farmacéutica. Además, no tienen una valoración positiva del farmacéutico, al no considerarlo, salvo algunas excepciones, un profesional sanitario sino un gestor de su propio negocio.
Por otro lado, tanto médicos como farmacéuticos reconocen que la relación entre ellos es nula, aunque la mayoría opina que sería beneficioso para el paciente establecer vínculos de colaboración entre ellos.
De las casi 900 farmacias que se estudiaron en Andalucía, en tan sólo el 5% de ellas se realizaba atención farmacéutica. En el caso de Asturias (donde participaron 113 oficinas), el porcentaje ascendía hasta el 10%, y en la Comunidad Valenciana (donde se estudiaron 333 farmacias) se incrementaba hasta el 11%.
El trabajo, que ha sido desarrollado dentro del Máster de Atención Farmacéutica de la Universidad de Granada, tenía por objetivo analizar la implantación y el conocimiento que se tiene de la atención farmacéutica en diferentes comunidades del país.