dilluns, 12 de maig de 2008

Sin trasplante de riñón porque "los disminuidos no tienen prioridad"



Una madre lleva cuatro años luchando para que los médicos incluyan a su hijo, discapacitado psíquico y físico, en lista de espera para conseguir un riñón. El niño, de 9 años, soporta 13 horas diarias de diálisis. (Diario Público.es)

Constancia García es una madre vecina de Ahigal (Cáceres) que desde hace cuatro años mantiene la esperanza de que el Servicio de Salud de la Comunidad de Madrid haga realidad sus sueños y decida finalmente incluir a su hijo Fabio, que presenta discapacidad física y psíquica, en la lista de espera para recibir un riñón. El niño, que tiene nueve años, sufre una enfermedad conocida como síndrome nefrótico, desde que cumplió los cuatro años. Debido a esta dolencia que "impide que el riñón filtre la sangre", el estado de salud de Fabio se agravó hasta el punto de que los médicos le aconsejaron "sedar al niño", ya que según dijeron, "no se podía hacer nada por él", recordó su progenitora.
Pero ante la insistencia de Constancia, que confiaba en la fortaleza física del menor para sobrevivir, un médico decidió colocarle "un catéter", y desde entonces "recibe trece horas diarias de diálisis", cuando con un nuevo riñón "tan sólo tendría que tomarse una pastilla al día", señaló esta mujer que reside en la localidad cacereña de Ahigal.
Discapacitados sin prioridad en trasplantes
Las razones que los facultativos argumentan para negarse a incluir a Fabio en la lista de espera de los pacientes que precisan de un transplante de riñón son "que los disminuidos no tienen prioridad" y "que su vida puede correr peligro" en el quirófano, "debido a su estado de salud".
"¿Pero acaso no dice la Constitución que todos tenemos los mismos derechos?", dijo en declaraciones a Europa Press TV. "Pues yo reclamo para mi hijo los mismos derechos que tiene cualquier niño de su misma edad", solicitó Constancia, con voz contundente y lágrimas en los ojos.Por ello, esta mujer planteó el caso ante los tribunales e interpuso una denuncia en Plasencia contra el Hospital La Paz de Madrid, que le dio la razón, por considerar que el centro hospitlario "había vulnerado los derechos del menor". La sentencia fue recurrida y posteriormente ratificada por el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, según relató Constancia.Pese a ello, tras cumplirse parte de la sentencia, ya que volvieron a realizar pruebas a Fabio para valorar si era apto o no para recibir un nuevo órgano, como obligaba el auto judicial, su madre se queja de que los mismos facultativos "han vuelto a negar" la inclusión de su hijo en la lista de espera para recibir un riñón, por lo que considera que nuevamente están vulnerando sus derechos.Constancia tiene otra hija mayor que Fabio y perdió a su hijo primogénito, que también padecía síndrome nefrótico, hace una década. Esta mujer asegura que no cejará en su empeño hasta que su hijo "sea considerado una persona" como cualquier otra.

1 comentari:

Memo ha dit...

Si quieren saber un poco mas del protocolo de trasplante renal visiten mi blog ahi e hecho una pequeña cronica de mi experiencia en este tema al ser donador de riñon pa mi papa