divendres, 23 de maig de 2008

Fedace denuncia a varios hoteles de Benidorm por no querer alojar a personas con daño cerebral

La Federación Española de Daño Cerebral (Fedace) ha denunciado a algunos hoteles de Benidorm, que se anuncian como adaptados a las personas con discapacidad, tras negarse a alojar a un grupo de personas afectados por daño cerebral.
Según Fedace, un grupo de personas de la Asociación de Daño Cerebral Adacen de Navarra que, tras más de siete años viajando sin problemas a Salou, quiso cambiar sus vacaciones y veranear en la ciudad alicantina de Benidorm.
Para ello, contactaron el pasado mes de enero con su agencia habitual de viajes para que ésta procediera a gestionar las reservas.
La agencia contactó con hoteles que se anunciaban como adaptados o en disposición de albergar a grupos de personas con discapacidad. Sin embargo, ninguno de éstos (Rosamar, Bali, Caballo de Oro, Riu Park, Regente y Riudor) aceptó la reserva del grupo, les informó la agencia.

Las justificaciones dadas por los hoteles para rehusar albergar al grupo de afectados por daño cerebral -según la propia agencia- fueron diversas y entre las que destacan: "No se coge este tipo de clientes" (Hotel Rosamar); "sólo en temporadas bajas porque con tanta gente, en temporada alta, el grupo no iba a estar a gusto" (Hotel Bali); "no tienen adaptados los baños" (Caballo de Oro) o que todas las habitaciones están reservadas "para todo el verano por agencias extranjeras" (Riu Park, Regente y Riudor).
Para la presidenta de Fedace, Amalia Diéguez, "esta discriminación es sólo una muestra de la situación de exclusión que vivimos y que impide a las personas afectadas por daño cerebral, así como con discapacidad en general, participar plenamente en una sociedad madura y responsable".
"Además, hay que valorar que el ocio es de gran importancia porque facilita una mayor autodeterminación de los afectados, al favorecerse la satisfacción personal y aumentar su autoestima. Situaciones como ésta deben han de terminar para propiciar un modelo de ocio inclusivo. Por ello, los agentes implicados deben facilitar entornos adaptados que faciliten el disfrute del ocio a todos por igual", añadió Diéguez.