dimarts, 12 de febrer de 2008

La ONCE y los taxistas impulsan la accesibilidad de los ciegos y sus perros guía

La ONCE y la Confederación del Taxi de España presentaron ayer una campaña para facilitar la total accesibilidad de las personas ciegas y sus perros guía a este transporte público.Para ello, se repartirán entre los taxistas de toda España 70.000 folletos con el eslogan "Ábreme tus puertas", editados en castellano, catalán, euskera y gallego y con los que se pretende ¡informar y sensibilizar a estos profesionales sobre la labor que desarrollan los perros guía y los derechos de libre acceso que tienen sus usuarios ciegos.

El folleto, troquelado en forma de taxi, resume, desde el punto de vista de un perro guía, la labor de la Fundación ONCE del Perro Guía para adiestrar a estos animales y agradece a los profesionales del taxi la colaboración que prestan a las personas ciegas que viajan junto a sus perros guía.Durante una rueda de prensa en el Centro de Recursos Educativos Antonio Vicente Mosquete, de Madrid, la vicepresidenta tercera de la ONCE, Yolanda Martín, explicó que la campaña surgió por una demanda de usuarios de perros guía que, en algunas ocasiones, "han estado esperando un taxi y éste ha pasado de largo y no ha abierto sus puertas".Martín destacó la "receptividad" de la Confederación del Taxi de España para emprender esta "campaña social de igualdad de derechos de todos los ciudadanos". Recordó que la legislación obliga a cualquier medio de transporte a aceptar al perro guía y que la ONCE no ha querido mencionar este aspecto en el folleto de la campana, sino que ha apelado "a la conciencia ciudadana".Martín pidió que se destierren "los prejuicios que puede haber sobre los perros guía: están perfectamente educados, pasan controles veterinarios y deben estar siempre al lado del usuario".Por su parte, el presidente del Patronato de la Fundación ONCE del Perro Guía, Xavier Grau, agradeció la colaboración del sector del taxi para efectuar esta iniciativa, que pretende "facilitar la máxima integración en la sociedad" a las personas ciegas.Grau comentó que la Fundación ONCE del Perro Guía tiene en Boadilla del Monte (Madrid) la única escuela española que forma a este tipo de animales, "un elemento importante que ayuda a los ciegos a desarrollar sus tareas cotidianas" y que "tiene que estar constantemente a su lado".Añadió que la Fundación ONCE del Perro Guía entregó gratuitamente el año pasado un total de 118 animales y este año prevé dar unos 125, y apostilló que en España hay alrededor de un millar de usuarios de perros guía.TAMBIÉN LOS AYUNTAMIENTOSPor otro lado, Francisco Esteban, miembro de la Ejecutiva de la Confederación del Taxi de España, alabó la "gentileza" de la ONCE de proponer una campaña "en positivo" para que los taxistas admitan a los perros guía en sus vehículos.Esteban indicó que se trata "de un proyecto bonito y humano" y recalcó que los trípticos ya se están distribuyendo entre los taxistas, aeropuertos y estaciones de autobuses.El reparto ha comenzado en varias comunidades autónomas y en la de Madrid ya se han distribuido cerca de 14.000 trípticos.No obstante, Esteban destacó que el sector del taxi ampliará la campaña a los ayuntamientos para que pongan facilidades en la entrada de personas a este tipo de transporte público y puso el ejemplo de que en una parada del intercambiador de Moncloa, en Madrid, existe una barandilla y un escalón de acera de unos 40 centímetros."Llamamos a la conciencia de los ayuntamientos para que pongan los medios necesarios que faciliten la movilidad no sólo a los invidentes, sino también a todas las personas. Éste no es un problema de la ONCE, sino de toda la sociedad", apostilló.El objetivo de la campaña "Ábreme tus puertas" es explicar la importancia que el taxi tiene para la normalización de las personas ciegas y deficientes visuales, ya que en muchas ocasiones se convierte en un medio insustituible para su movilidad.Cuando se adiestra un perro guía, se le enseña a comportarse perfectamente en estas situaciones, a permanecer tranquilo junto a su amo, echado, a sus pies, sobre el suelo del vehículo y a soportar con paciencia el viaje.La campaña pretende también reducir los posibles casos de discriminación de una persona ciega usuaria de perro guía, en aquellas situaciones o lugares en los que se pueda producir.Estos casos, aunque cada vez menos frecuentes, aún siguen ocurriendo, pese a la legislación vigente en todas las comunidades autónomas, que protege los derechos de libre acceso de los usuarios de perros guía y que, además, obliga a mantener a los perros en perfectas condiciones higiénico sanitarias, con el fin de que nunca puedan representar un peligro para las personas que con ellos conviven, para lo que, cada seis meses, estos perros son sometidos a análisis y revisiones veterinarias.