dilluns, 18 de febrer de 2013

'El corazón de las ondas' reúne medio centenar de radios antiguas

La ONCE, el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón y la Academia Española de la Radio organizan “El corazón de las ondas”, una exposición que reúne más de 50 radios antiguas para destacar la importancia de la radio y la cercanía y utilidad de este medio de comunicación para las personas ciegas. La muestra, inaugurada el pasado día 11 por Miguel Carballeda, presidente de la ONCE y su Fundación, la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón, Isabel González, y el presidente de la Academia Española de la Radio, Jorge Álvarez, permanecerá abierta hasta el 9 de marzo. La exposición “El corazón de las ondas”, que es accesible para personas ciegas al contar con letreros en Braille, reúne medio centenar de aparatos de radio, que puede visitarse en el Centro Cultural Volturno, hasta el 9 de marzo, en la calle Volturno, número 2 (Pozuelo de Alarcón), de lunes a viernes (de 17:00 a 20:00 horas), y sábados (de 10:00 a 14:00 horas). Entre las radios que conforman esta exposición, destacan algunas de galena, otras fabricadas por Atwater Kent, que están entre las mejor fabricadas de la historia. También podrán verse radios de válvulas, las clásicas “radios de capilla”, con su peculiar forma; o la Mickey Mouse, fabricada y distribuida en los años 30 bajo licencia de la Walt Disney Company. Con esta exposición, compuesta por radios pertenecientes a la colección particular de Miguel Carballeda, presidente de la ONCE y su Fundación, se rinde homenaje a la radio, un medio de comunicación que, a lo largo de la historia, ha unido a las personas ciegas con la sociedad acercándoles la información, la cultura o el deporte. La Organización siempre ha destacado el papel de la radio en la vida de estas personas, que han encontrado en las ondas una herramienta para conocer el mundo, para estar en contacto permanente con la sociedad en la que viven. Información, deportes, entretenimiento, cultura... ha llegado y llega a las personas que no pueden ver, gracias a las voces que, a lo largo de la historia de la radiodifusión, han sabido contar lo que está pasando a sus más fieles oyentes: las personas ciegas. En sus casas, en los tradicionales quioscos de la ONCE, o en los parques y zonas de paseo se puede comprobar cómo las personas ciegas tienen a su lado la radio. Una de las herramientas que les conecta con todo el mundo, sin necesidad de moverse de su sitio.