divendres, 14 de setembre de 2012

El grupo de actores ciegos 'Orozú Teatro' actuarán en La Casa Encendida

La compañía 'Orozú Teatro', de Cádiz, compuesta por actores ciegos, deficientes visuales y videntes en perfecta integración, actuará este sábado, 15 de septiembre, a las 22.00 horas, en la Casa Encendida, en Madrid, dentro de la X edición del Ciclo Artes Escénicas y Discapacidad. Según informó este jueves la ONCE, 'Orozú Teatro' llevará a escena Sombras de amor prohibido', una historia donde se mezclan hechos reales con otros de leyenda, que transcurre en Cádiz el 19 de marzo de 1812, día en que se promulgó 'La Pepa'. La vieja fórmula de teatro dentro del teatro toma forma en Sombras de amor prohibido. Una compañía de cómicos ambulantes, sumándose a las celebraciones locales, representa en la Posada del Mesón Nuevo una leyenda de amor basada en el romance de un capitán francés y una mujer gaditana. Unos amores grandiosos y trágicos, castigados por un pueblo noble y patriótico. Se trata de una tragicomedia con una temática muy diferente a las obras anteriores de 'Orozú' y con un texto inédito, según relata Andrés Alcántara, director del grupo de teatro. "Antes era hacer comedia por hacer comedia", apuntó. "A diferencia de otras actuaciones, esta obra es una historia de amor que tiene sus altibajos y que para su elaboración nos ha llevado a realizar una amplia documentación", asegura. Tanto la leyenda como la representación de los cómicos transcurren en un momento histórico donde la ciudad de Cádiz sigue sitiada por las tropas francesas, y los diputados doceañistas se desplazan de la cercana Isla de León (San Fernando) a la capital gaditana, para ultimar la redacción de la Constitución y su promulgación. La historia concluye con la apoteosis final de la promulgación de 'La Pepa'. Una historia marcada por la frescura, espontaneidad y humor gaditano, seña de identidad de 'Orozú Teatro', dice la ONCE. 'Orozú Teatro' nace en Cádiz en el verano de 1993 y desde entonces ha estado compuesto por actores y actrices ciegos, deficientes visuales y videntes, en una perfecta integración social. Bajo la misma dirección artística, la de Andrés Alcántara, ha mantenido una línea de montajes con personalidad propia, siempre dentro del teatro amateur. Dichos montajes se enfocan exclusivamente desde el prisma de la capacidad artística de cada uno de sus actores y actrices, pero caracterizados siempre por el acercamiento a su tierra, a la forma de sentir el teatro por gaditanos y andaluces en general, entroncándolo con sus raíces. Esta forma tan concreta de hacer teatro ha sido reconocida y valorada por crítica y público de todos los rincones de España, especialmente por la proyección que el grupo hace del divertimento, la frescura escénica y la fiesta teatral.